El sector tecnológico apuesta por ser pionero en la reducción de emisiones gracias a las Green TIC
27/03/2012
Esta tecnología puede sustentar nuevos modelos de producción cuya eficiencia energética se estima en un ahorro de 600.000M€ en 2020.

Fuente:   http://www.cibersur.com   Fecha: 27.3.2012

La Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (AMETIC ) ha presentado hoy el informe Situación y retos de las Green TIC en España cuya principal conclusión se centra en que la aplicación de esta tecnología en diversos sectores económicos podría reducir un 15 por cien las emisiones de CO2 previstas para el año 2020 en el mundo.

El informe ha sido elaborado por AMETIC y FUNCOAS a través de la plataforma Tecnológica Green TIC, con la colaboración del Foro TIC para la Sostenibilidad , y con el apoyo del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio . La iniciativa analiza exhaustivamente por primera vez los sectores económicos con una mayor huella de carbono en el ámbito de la Unión Europea: energía (37%), transporte y logística (23%), sector industrial y construcción (22%) y turismo.

La reducción del 15 por cien de emisiones de CO2 a nivel mundial gracias a la aplicación de las Green TIC equivale, según el informe, a un ahorro de 7.800 millones de toneladas de gases de efecto invernadero distribuidas de la siguiente manera: Un total de 2.400 millones mediante el empleo de smart grids para la distribución de energía; 2.300 millones derivados de una logística más eficiente;.1.700 millones mediante edificaciones energéticamente eficientes; 970 millones a través del incremento de la eficiencia en los procesos manufactureros; 360 millones mediante el uso de sistemas de telepresencia y videoconferencia (que reduzcan los desplazamientos), y 130 millones derivados de un menor uso de papel.

La asociación defiende que el sector TIC sea pionero en la aplicación de soluciones tecnológicas eficientes y se constituya en la base tecnológica en la que se sustenten los nuevos modelos de producción para cumplir las normativas europeas referentes a la eficiencia energética, la gestión de recursos naturales y en la protección de la biodiversidad. Se estima que la eficiencia energética proporcionada por las TIC puede llegar a suponer un ahorro de costes de unos 600.000 millones de euros en 2020.

Por ello, las Green TIC constituyen un importante nicho de desarrollo económico y tecnológico, así como una oportunidad clave para que la industria del sector continúe impulsando el crecimiento económico y el empleo. En este sentido, el informe señala que actualmente existe falta de personal técnico adecuadamente capacitado para gestionar y explotar los nuevos sistemas TIC dedicado a la gestión de la sostenibilidad en los diversos sectores productivos.

Una de las potenciales ventajas del uso de las Green TIC es que permitiría alcanzar a las organizaciones una mayor eficiencia económica debido a la reducción de costes energéticos que conlleva su utilización, la obtención de incentivos fiscales y la optimización de sus operaciones. Actualmente en España, según revela el informe, existe freno al desarrollo de esta tecnología por el bajo nivel de incentivos que las empresas obtienen, así como por la valoración económica del CO2. Sin embargo, España se encuentra en segunda posición de empresas adheridas al EMAS (Eco-Management and Audit Scheme), sistema de gestión medioambiental de la Unión Europea y, además, se ha convertido en el país que mayor número de empresas aporta al Índice Dow Jones de Sostenibilidad (DJSI World).

Las TIC y su impacto directo en emisiones

Por otro lado, el informe estima que el sector TIC es responsable del 2 por cien de las emisiones mundiales de efecto invernadero mientras que su potencial efecto habilitador es mucho mayor; el estudio estima que las Green TIC producen cinco veces más beneficios que efectos negativos sobre el medio ambiente.

La principal fuente de gases de efecto invernadero en el sector TIC la proporciona la necesidad energética de los ordenadores personales y monitores de datos (40%). En segundo lugar, se sitúan los centros de proceso de datos (23%); las telecomunicaciones fijas y móviles (24%) y, por último, las comunicaciones de oficina (7%) y las impresoras (6%).

El primer paso para la reducción de los gases de efecto invernadero, tal y como señala la Agenda digital Europea, es el establecimiento de un sistema estandarizado de medición de la huella de carbono que permita fijar objetivos comunes de reducción de energía y emisiones de gases invernaderos y adoptar soluciones TIC a gran escala. Esta acción permitiría además cuantificar los beneficios de las Green TIC y favorecer el crecimiento de las inversiones en el sector. Para lograr los objetivos establecidos por la UE se requiere una fuerte inversión en infraestructuras, que permita la creación de redes de alta capacidad que cubran las necesidades crecientes de tráfico que generarán los nuevos servicios TIC.

La industria TIC para avanzar hacia el modelo Green TIC requiere acciones concretas en las distintas fases del ciclo de vida de los productos. Así, el informe apuesta por realizar cambios en el diseño y producción, con la eliminación de materiales tóxicos o de difícil reciclado; la distribución, con la aplicación de logística optimizada, la realización de campañas para promover un uso responsable de estos productos y favorecer el reciclado eficiente.

Entre las aplicaciones de las Green TIC que pueden contribuir decisivamente para la reducción de las emisiones de carbono destacan la desmaterialización, es decir la sustitución de productos físicos cuya producción genera un elevado nivel de emisiones de gases de efecto invernadero por productos virtuales, así como la virtualización y los modelos cloud computing. Ejemplos de estas aplicaciones los constituyen la supresión del papel, el teletrabajo, la videoconferencia, el comercio electrónico, y la Administración Electrónica.

Recomendaciones por sectores de actividad

Situación y retos de las Green TIC en España incluye, así mismo, una serie de recomendaciones para ir implantando el uso de las Green TIC. Entre éstas, destacan las redes de suministro de energía tanto en el empleo de fuentes de generación de bajas emisiones como en el incremento de la eficiencia de los sistemas de distribución de energía eléctrica. Así, las smart grids, o redes inteligentes, los sensores de la red y los contadores inteligentes se convierten en aplicaciones más estratégicas para el sector energético.

En el sector del transporte y la logística, esta tecnología contribuye en tres líneas de acción: el vehículo eléctrico, la optimización de los procesos logísticos y los sistemas inteligentes de la conducción. El uso de estas herramientas supondría un gran avance en la eliminación de la necesidad de desplazamientos, la optimización de la selección de rutas, la modificación del patrón de consumo energético de los conductores, la eficiencia energética de los vehículos y de las redes de transporte.

En cuanto a los procesos del sector industrial, la utilización de aplicaciones como sensores para el control de procesos y maquinaria, software de optimización de la producción y la integración de los sistemas, podría maximizar la fiabilidad, reduciendo el número de defectos en la fabricación y optimizando el empleo de la maquinaria.

En la construcción y edificación, la introducción de las Green TIC permite maximizar la eficiencia de los diferentes elementos consumidores de energía en las edificaciones y la planificación del entorno urbano.

En el sector del turismo, la aplicación de tecnologías verdes puede impactar positivamente en la optimización de los desplazamientos y la reducción de las emisiones asociadas a los mismos, así como en la gestión medioambientalmente responsable de los establecimientos turísticos.