Tecnología 2.0 al servicio de la salud
20/11/2012
Sant Joan de Déu ofrece un «hospital líquido» para atender a los pacientes on line

Fuente:  www.abc.es

El objetivo de cualquier hospital es atender al máximo número de personas ofreciendo la mejor calidad y eficacia posibles. El reto se encuentra en hacerlo más allá de las paredes del centro, sin necesidad de consultas presenciales, costes de desplazamiento, ocupación de camas e inversión de tiempo físico.

El hospital Sant Joan de Déu (HSJD) materializa este nuevo concepto de salud con la creación del Hospital Líquido, H2.O. Su distintivo «líquido» alude al alcance de la atención médica en todas las formas y direcciones posibles con el fin de lograr unos mejores resultados, utilizando las TICS -tecnologías 2.0- como intermediarias de esta finalidad.

La implementación de este nuevo servicio surge en respuesta a la realidad de sus pacientes, los «nativos digitales» -un público joven habituado a las nuevas teconologías-, ya que, tal y como explica Jorge Juan Fernández, director del área de Salud 2.0 de Sant Joan de Déu, «primero acuden a Doctor Google y éste muchas veces contiene informaciones erróneas y no contrastadas».

Esta constante presencia en la red ha permitido generar un nuevo canal de atención y actuación inmediata, fiable y sin costes. La premisa inicial de esta nueva dimensión líquida es romper con el concepto de la medicina paternalista «donde el médico determina las acciones, siempre realizadas en el centro» explica su community manager, Júlia Cutillas. Esta bidireccionalidad se especializa en cuatro funciones básicas; la difusión de contenidos, la teleasistencia, la formación de los profesionales mediante cursos y ponencias virtuales, y la internacionalización a través del desarrollo de proyectos interconectados.

Esta nueva vía de comunicación inculca de forma subliminal un sentimiento de comunidad, con la finalidad de limitar el número de visitas presenciales a aquellas consultas imprescindibles, reduciendo las listas de espera y agilizando el funcionamiento del hospital. Fernández ejemplifica la ventaja que supone para todos aquellos pacientes no residentes en Cataluña -un 43%- cuyo seguimiento se realiza a distancia y que únicamente se desplazan para ser operados ese mismo día, reduciendo así, los gastos de alojamiento que supone el traslado para la familia.

Un portal fiable y humano

Esta voluntad de cercanía, sin barreras, se complementa gracias al uso de la Guía Metabólica y el portal Faros, plataformas web en las que cualquier persona puede intercambiar experiencias y consejos, todos ellos supervisados por el centro. «Las personas se sienten arropadas y comparten informaciones que resultan muy útiles para los usuarios y para la proximidad de sus médicos», asegura Júlia, responsable de este área. Este sería el caso de la anomalía de Lowe, una enfermedad congénita minoritaria, que contaba con séis únicos diagnósticos en España, y que gracias al uso de la Guía Metabólica, se han podido detectar cuatro casos más.

Este conjunto de facilidades no presenciales no computan económicamente, es decir, el trato telemático no supone ningún gasto para el paciente y cuenta con la misma validez médica. El director de H2.O prioriza la calidad profesional y asegura que, «a pesar de no recibir ningún ingreso actualmente, sí que supondrá un beneficio a largo plazo cuando se demuestre la eficacia del sistema y empecemos a recibir financiación pública».