Tecnología amigable con el medio ambiente
31/08/2012
Los avances científicos dañan al planeta pero también pueden rescatarlo

Fuente:  www.eluniversal.com

Los seres humanos nos encontramos ante una crisis: muchos de los avances tecnológicos y comodidades logradas han puesto en riesgo al planeta y sus recursos naturales, pero así como la tecnología es parte del problema también ofrece soluciones a través de ideas innovadoras.

“A mayor desarrollo humano, mayor afectación ecológica”, advirtió Dolores Barrientos, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en México, quien agregó que una verdadera economía verde reconoce la situación y contexto de cada país para después dirigir inversión pública y privada a sectores más limpios.

Según PNUMA, en 2010 a nivel mundial la inversión en energía limpia fue de 234 mil millones de dólares siendo los sectores clave agricultura, pesca, agua, ciudades, energía, residuos y transporte, aunque es necesario impulsar nuevas opciones pues hoy, por ejemplo, la mayor parte de los proyectos de energía limpia son hidroeléctricos, aunque podrían crecerse las opciones eólica y solar.

Ignorar el problema trae altas consecuencias financieras. Con el aumento en la frecuencia de eventos climáticos extremos, la aseguradora Munich estima que se llega a 77% de pérdidas de los pagos relacionados a seguros.

Otro tema es el consumo de agua: 60% se pierde debido a filtraciones en la infraestructura hidráulica o que una llave que gotea cada segundo desperdicia 27 mil galones de agua anualmente.

“Faltan sistemas de información ambiental con opciones de acción porque los países son conscientes de la necesidad de cambio pero las políticas en ese sentido son incipientes”, dijo Barrientos.

En el tema México tiene un alto potencial, podría generar energía solar en Sonora y Baja California, mientras podría producirse energía eólica en Hidalgo, Baja California y Tamaulipas.

Graciela Metternicht, Coordinadora Regional de Alerta Temprana y Evaluación del PNUMA, dijo que “es necesario ajustar las políticas a los desafíos de la sostenibilidad, se requiere de una mayor participación y alianzas entre el sector público y privado”.

Lavado de autos sin agua

Lavar un auto implica entre 40 y 300 litros de agua, tomando en cuenta que en el país circulan alrededor de 32 millones de coches, el desperdicio del líquido es enorme. Para contrarrestar el problema emprendedores mexicanos crearon un producto que permite dejar limpio el auto sin necesidad de utilizar agua.

La marca Biocar Dry se dedica a la comercialización de productos ecológicos para el lavado de autos, desde los vidrios, interiores y llantas, hasta desengrasante de motor, pero el más destacado es el lavado de carrocería sin agua potable, pues se fabrica a partir de la recolección de agua de lluvia y se combina con una mezcla de tensoactivos para que el polvo sea absorbido con un trapo de microfibra.

En alrededor de 15 minutos el auto queda limpio y con una apariencia de encerado, sólo es necesario rociar el producto y limpiarlo, trayendo beneficios como evitar el llenado de cubetas, lavar jergas o enjaguar.

Los emprendedores, que garantizan la biodegradabilidad de sus productos con certificados de la UNAM y el IPN, comercializan su línea a través de distribuidores, venta directa a particulares desde su página web y tiendas naturistas.

Otros proyectos (sin embargo, aún hay muchos más)

La cubeta inteligente. Desarrollado por mexicanos, el sistema denominado Cubeta inteligente tiene el propósito de evitar el desperdicio del agua fría mientras sale el agua caliente en la regadera mediante una sencilla instalación compuesta de una válvula ensamblada a un tubo de polietileno por donde pasa el agua fría hasta almacenarse en un depósito y una vez que el agua sale a la temperatura deseada se cierra la válvula y el agua caliente sale por la ducha.

Auto eléctrico. En 2014 BMW planea introducir en México su primer automóvil eléctrico, el i3, pero para lograrlo pidió a tres centros de investigación en el país evaluar el auto en cuanto al manejo. El IPN, la UNAM y el Tecnológico de Monterrey realizarán durante los próximos seis meses las pruebas.

Aire limpio. La compañía Alstom puso en servicio el primero de tres precipitadores electrostáticos en la central termoeléctrica de combustóleo “José Aceves Pozos” en Mazatlán, Sinaloa, gracias al cual se logró una mejora significativa en la calidad del aire, capturando más de un 90% de partículas contaminantes que se emitían a la atmósfera.