La tecnología aumenta la creatividad de los trabajadores del ámbito de la salud, según el 70% de los directivos
20/02/2013
Los resultados de un estudio patrocinado por RICOH, compañía tecnológica global especializada en equipamiento digital para la oficina, revelan que el 92,5% de los ejecutivos del sector sanitario, biotecnológico y farmacéutico afirman ser más dependientes de la tecnología que tres años atrás.

Fuente:  http://www.rrhhpress.com 

La mayoría de los ejecutivos del sector sanitario (70%) asegura que sus empleados son más creativos en el desarrollo de nuevos productos, medicinas y servicios sanitarios gracias al incremento del uso de la tecnología. No obstante, resulta obvio que siguen persistiendo retos en la integración de la tecnología para la mejora de la gestión, el servicio y la atención al paciente.

Más de un tercio de los encuestados (35%) admite que una decisión automatizada tomada por un ordenador ha supuesto costes innecesarios para su organización al menos una vez en los últimos seis meses. El estudio, denominado ‘Humanos y máquinas’ y realizado por Economist Intelligence Unit, subraya el papel cada vez más preponderante que desempeña la tecnología en el sector sanitario.

“La creciente presencia de la telemedicina en todas las especialidades médicas hace indispensable acelerar la implantación de nuevas tecnologías y transformar los procesos tradicionales”, afirma Eduard Farga, Director de Nuevos Negocios de RICOH España.

“Se estima que el crecimiento de la economía digital es siete veces superior al del resto de la economía, por lo que el ritmo de los cambios tecnológicos no parece que vaya a ralentizarse en un futuro próximo. La tecnología mantendrá su papel relevante en la transformación del sector sanitario, inspirando nuevos modelos de negocio que modificarán en el futuro las formas en que los empleados se comunican con los pacientes y prestan sus servicios”, añade Farga.

No obstante, los cambios tecnológicos no implican que los robots y ordenadores vayan a sustituir en el futuro a los humanos en la asistencia sanitaria. Según los encuestados es necesaria la intuición humana al realizar un diagnóstico a un paciente (36%) y en el desarrollo de nuevos tratamientos o medicinas (32%). Por el contrario, solo un 5% considera que los profesionales de la salud deben dedicar su tiempo a gestionar los historiales de los pacientes y únicamente un 8% opina que tendrían que destinarlo a mejorar procesos administrativos.

Sin embargo, los encuestados coinciden en que hay un gran margen de mejora para la eficiencia (65%). El principal reto que plantea la tecnología al sector sanitario es que evoluciona a mayor velocidad que los procesos internos que la sustentan. A ello se añade que, con frecuencia, en las compañías los sistemas no están interconectados, en opinión del 38% de los ejecutivos del sector sanitario encuestados. Al hilo de la necesidad ampliamente reconocida de realizar mejoras en los procesos dentro del sector sanitario, la mayoría de los ejecutivos encuestados (78%) está de acuerdo en que la tecnología ofrece poco valor de forma aislada y sin conectar con los procesos de negocio.