La tecnología y el bolsillo se alían
09/07/2012
Las empresas buscan nuevas vías para ahorrar.

Fuente: www.redestelecom.es

Las empresas, conocedoras de la situación económica que atravesamos, han fijado como uno de sus objetivos principales el ahorro. Cualquier método que facilite el crecimiento de las compañías, y que a la vez reduzca costes, se ha convertido en casi una obsesión, incluso, en un método de supervivencia. Los fabricantes tecnológicos se han puesto las pilas en este sentido y no dejan de ofrecer herramientas destinadas a ahorrar. Virtualización, cloud computing, externalización de servicios o soluciones estándares, son algunos ejemplos. Diez compañías que trabajan en estas áreas han charlado con REDES TELECOM para contarnos cómo sus productos ayudan a minimizar gastos. Diez visiones distintas pero que coinciden en una cosa: aquellas soluciones que no garanticen un ahorro, no tienen cabida en el mercado actual.

Cloud Computing

La nube lo invade todo. Se ha convertido en una fiel aliada de multitud de compañías. Entornos públicos, privados o híbridos al alcance de todos, independientemente del tamaño o del sector en el que una organización desempeñe su labor. ¿Y el ahorro? ¿Realmente se consigue ahorrar con el cloud computing? Emilio Castellote, director de marketing de producto en Panda Security, defiende que la adopción de la nube “puede suponer un ahorro del 50% de los costes frente a una solución de seguridad tradicional, dado que los clientes no tienen que invertir en servidores para instalar las consolas de administración y los repositorios, ni en licencias para dichos equipos, mantenimientos, actualizaciones o desplazamientos”.

Nieves Franco, directora comercial de Arsys, va más allá y comenta que en ciertos proyectos tecnológicos el ahorro puede alcanzar “hasta un 73%” gracias a la nube. La media, según las palabras de la integrante de Arsys, se sitúa en un 30% de reducción de costes. Nieves Franco sostiene que aquellas empresas que deciden dar el salto al cloud “son más productivas porque externalizan recursos y eliminan preocupaciones, lo que les permite centrarse en otras cuestiones de su core business que puedan tener más importancia y requerir más información”.

Interoute Iberia, en palabras de José Manuel Armada, director de Ingeniería de Clientes, declara que “generalmente las economías de escala permiten ahorros situados entre el 25% y el 50%”. Eva Vennemann, directora de comunicación en 1&1 España, opina que tratar de dar cifras sobre el ahorro derivado del coud es “pura especulación”. La razón para Vennemann es que “depende mucho de los productos contratados y las necesidades en general de la empresa”. 1&1, la empresa especializada en hosting, dominios, servidores y correo profesional, tiene una nueva oferta de Servidor Cloud y los productos 1&1 Disco Duro Online y 1&1 Correo que están llamados a reforzar aún más la presencia de la firma en este sector. De hecho, según Vennemann, tienen previsto “que dentro de 2 ó 3 años el negocio en torno al cloud represente un 50% de las ventas en la multinacional”.

Enrique Matorras, Iberia cloud lead en HP, considera que en medio de la vorágine de la crisis “tecnologías como el cloud permiten transformar los gastos de capital (capex) en gastos operacionales (opex). Así, se libera la inversión y se flexibiliza el gasto para adecuarlo a las necesidades variables de cada tipo de negocio y de cada momento del ciclo económico”. Desde luego el futuro parece prometedor para el área del cloud computing. Matorras define el comienzo de este 2012 como “prometedor”. La razón es que el sector cloud español ha tenido una tasa de crecimiento “moderada”, en torno al 3%. Un dato que contrasta con el descenso del 0,3% en la actividad económica española. Un oasis en mitad del desierto que arroja esperanzas a las firmas tecnológicas respecto al futuro de la situación financiera española. El miembro de HP recuerda que el año pasado el 15% del total del mercado TI se generó en procesos relacionados con la nube. Por tanto, las previsiones para el futuro son optimistas. Matorras cree que en 2015 ese porcentaje se disparará hasta el 35% del volumen total, lo que supone una subida del 22% anual. “Debido a todas estas razones, esperamos una aceleración de la adopción de soluciones cloud por parte de los negocios, lo que a su vez llevará a un crecimiento tanto de las soluciones de creación de infraestructuras de las empresas y de los proveedores de servicios en la nube; así como del consumo de la amplia gama de servicios en la nube empresariales que estamos ofertando en la actualidad”.

Emilio Castellote desvela que en un año han registrado “un 112% más de partners certificados en soluciones cloud. Ya son cerca de 600 socios de Panda Security para estas herramientas y nuestro objetivo es aumentar el número”. En panda, Castellote apunta que IDC espera que la asimilación de servicios cloud superará los 36.000 millones de dólares de cifra de negocio en los próximos años, lo que supone un crecimiento cuatro veces mayor que la industria en general. El director de marketing de producto de Panda Security desgrana los datos de la consultora y revela que “casi dos tercios de este crecimiento se refiere al SaaS, mientras que una cuarta parte estará en nubes de infraestructura de hardware (lo que se conoce como IaaS”. Sin embargo, el segmento que más desarrollo tendrá “será la Plataforma como Servicio (PaaS), con un incremento del 51% en 2012”.

Nieves Franco espera que a “corto plazo la tecnología cloud se traslade definitivamente a todas las empresas, contribuyendo a reforzar la competitividad de las mismas, es más, se estima que en 2014, el 80% del software del mundo estará en la nube”. Este fenómeno llevará a que gran parte de los empleados puedan acceder a la información en cualquier momento y desde todos los lugares a la información que deseen a través de múltiples dispositivos. Josá Manuel Armada augura que a medio plazo “es de esperar que tres de cada cuatro empresas estén utilizando servicios de cloud computing y externalización de TI por las ventajas que ofrecen, así como su flexibilidad, eficacia y seguridad”.

Virtualización

La virtualización ofrece un amplio abanico de opciones a aquellas empresas que deciden confiar en esta tecnología. Alejandro Solana, director técnico de VMware Iberia, cree que la virtualización “ha sido y será durante los próximos años la gran apuesta tecnológica por sus ventajas en cuanto a flexibilidad en costes y capacidad, adaptadas a las necesidades cambiantes del cliente”. En cifras, Solana estima que una de las grandes ventajas de la virtualización es el “ahorro de entre un 30% y un 70% de los costes capex, por uno del 30% en los opex”. La razón de esas reducciones es que se necesitan menos procesadores, tarjetas de red, memoria, etc. Además, hay que tener en cuenta el ahorro en espacio físico y en energía eléctrico.

Desde VMware ponen como modelo a la Universidad Complutense de Madrid, que ha llevado a cabo un proyecto de virtualización con VMware que le ha permitido ahorrar 896.000 euros y prever una reducción del consumo eléctrico del 74% en tres años. En Citrix, Arturo Selgas, director de marketing, se muestra reacio a achacar la adopción de la virtualización exclusivamente al ahorro. Siendo ésta una parte importante, Selgas defiende que la transformación en el puesto de trabajo viene motivada por “razones de negocio, en el que la proliferación de productos de consumo (consumerización) en la empresa tiene mucho que decir”. Este cambio de paradigma que se viene dando en los últimos años lleva a un manejo más “flexible y dinámico” de la información de las compañías. Arturo Selgas subraya que el ahorro “depende mucho de cada empresa, pero al retorno de la inversión estándar se le debe añadir el aumento de la productividad”. Todos los sectores han visto nuevas oportunidades en estas tecnologías para crecer y gastar menos dinero.

Alejandro Solana sostiene que la virtualización “se está convirtiendo en una de las prioridades para los gestores, tanto para los administradores de los departamentos de tecnología como para los que toman las decisiones económicas de las compañías”. Las pymes no son ajenas a este fenómeno y ahora se atreven a dar el salto a los entornos virtualizados. Hay que recordar que la mayor parte del tejido empresarial español está compuesto por empresas de este tipo. Solana explica que las pymes, hasta ahora, estaban “forzadas a gastar incluso un 70% del tiempo de su personal técnico y de sus recursos en tareas repetitivas solo para mantener la situación. Únicamente el 30% del tabajo técnico que se realizaba en las pymes tenía como objetivo mejorar el crecimiento del negocio”. Sin embargo, con la entrada de nuevas herramientas basadas en la virtualización y en la nube se ha conseguido “dar la vuelta a ese 70%/30% automatizando y simplificando la gestión de infraestructuras”. En definitiva, con este tipo de soluciones, las pymes acceden a plataformas “de clase empresarial a precios muy reducidos”, concluye Solana.

Por su parte, Arturo Selgas reconoce que el “inmovilismo o la innovación” existen en empresas de todo tipo, grandes o pequeñas. Sí que reconoce que hay pymes que quieren “sacar provecho de las oportunidades de crecimiento en otros mercados y que están valorando e implementando soluciones de virtualización de puestos de trabajo al mismo ritmo que las grandes organizaciones”. Ante este avance de los entornos virtualizados, numerosos estudios arrojan cifras que desvelan cómo crecerá el negocio de la virtualización en los próximos años. Alejandro Solana cita a la consultora IDC, según la cual, el mercado de software de virtualización crecerá aproximadamente hasta los 2.000 millones de dólares en 2012. En Gartner, las estimaciones apuntan a que el mercado alcanzará los 6.000 millones de dólares hasta 2013. En Citrix, Arturo Selgas señala que algunos analistas “hablan de un crecimiento superior al 400% anual durante los próximos 10 años”.

Soluciones estándares

Dar entrada a herramientas de este tipo también ha pasado a ser una nueva baza para las empresas a la hora de ahorrar. José Carlos García, ingeniero de soluciones en Enterasys, declara que está “más que demostrado que el adoptar soluciones estándares ayuda a cualquier empresa a ahorrar”. García cita un informe de Gartner de hace un año que “desmontaba el argumento de que un único proveedor reduce el TCO, al defender que se pueden encontrar ahorros de entre un 15% y un 25% introduciendo una segunda solución y adoptando soluciones estándares. Confiar en ellas ayuda a simplificar el diseño y la operación de las redes, sin que sea necesario contar con más personal para llevar a cabo estas tareas”. García también hace referencia al hecho de que “muchas organizaciones están preocupadas por su situación de cautividad al estar en manos de un único fabricante, por lo que buscan alternativas más eficientes a nivel económico sin comprometer el servicio. Una corriente que seguirá en aumento en los próximos años”.

José Ramón Fernández de Alarcón, regional sales manager de Juniper Networks, recuerda que su compañía “propone desde su fundación la adhesión a estándares de mercado y no impone soluciones propietarias a sus clientes”. Fernández de Alarcón se suma a lo que dicen las cifras de los analistas que destacan ahorros potenciales de “hasta el 40% en la compra de infraestructura de red, siempre que los clientes cuenten con al menos dos proveedores”. Desde HP, Enrique Matorras, HP Iberia cloud lead, añade que “las soluciones estándares proporcionan ahorros mediante el uso de economías de escala, difíciles de obtener de otro modo. Una herramienta como HP CloudSystem puede suponer un ahorro del 56% en tres años frente a una solución tradicional basada en servidores en rack”.

El futuro de este mercado parece prometedor en función de lo que opinan los protagonistas. José Carlos García ve “difícil precisar el volumen que se derivará de todo esto, pero hay cifras muy elocuentes”. Pone como ejemplo a Apple dentro del ámbito BYOD, que ha conseguido vender en dos años el mismo número de iPads que de iMacs en toda su historia. “Quedan miles de millones de teléfonos móviles por renovar en todo el mundo, siendo sustituidos en los próximos años por smartphones de última generación con capacidad para conectarse a redes corporativas. Muchas aplicaciones tendrán que ser soportadas por estas plataformas, de lo contrario, dejarán de ser realmente útiles. En esto tiene mucho que decir la aproximación que la empresa haga a los mundos del cloud y del BYOD”.

En Juniper lo tienen claro, tal y como relata Fernández de Alarcón, ya que el 100% de su facturación “responde a tecnologías abiertas a estándares, con gran parte del catálogo orientado a dar soluciones para entornos virtualizados y en cloud”. Tanto es así, que “al menos” el 50% de la facturación de Juniper Networks está relacionada con estas tecnologías. A pesar de ello, el regional sales manager de Juniper Networks matiza que en el entorno actual “no se percibe que el mercado esté creciendo en su conjunto, sin embargo, sí que vemos cierta subida en en Juniper. La segunda mitad del año vendrá lastrada por las menores inversiones del sector público, aunque en áreas más volcadas en el mercado exterior podemos asistir a un nuevo empuje en inversión en TI para mejorar la competitividad de estas empresas”.

Externalización de servicios

¿Cuánto puede ahorrar una empresa si decide externalizar sus servicios? Robert Assink, director general de Interxion España, asegura que “externalizar el centro de datos en un proveedor especializado evita que la empresa invierta en recursos para una infraestructura propia, pudiendo utilizar esos recursos en actividades que mejoren el valor del negocio. Asimismo, ofrece mejor conectividad, ahorrando en telecomunicaciones y asegurando el acceso inmediato y directo. Por último, existe mayor flexibilidad para adaptarse a las necesidades coyunturales del negocio, como la evolución tecnológica o los cambios estratégicos, que requieren respuestas rápidas”. Assink cree que como término medio, la externalización del CPD puede desembocar en un ahorro “de unos 700.000 euros en 5 años”.

De momento, en Interxion parecen que las cosas han ido bien. Según Robert Assink, desde que comenzó esta interminable crisis en 2008, la firma “ha ido creciendo alrededor de un 20% anual”. Y es que las previsiones en este campo son “buenas” en base a los datos de los analistas y también a la demanda y peticiones de producto por parte de los clientes. El director de Interxion España aprecia “un crecimiento en la demanda de outsourcing en centros de datos de toda Europa que derivará en mayores aplicaciones para el cloud computing, distribuidores de contenido, medios digitales, servicios de telecomunicaciones, etcétera”.

Resulta evidente, por tanto, que las opciones que ofrece la tecnología para conseguir ahorrar son prácticamente infinitas. Además, a la vez se consigue explorar nuevas áreas de negocio gracias a la multitud de posibilidades que tienen estas soluciones. Quizá ha llegado el momento definitivo en el que hay que reinventarse. Los períodos de crisis esconden ciertas ventajas, ya que pueden ser el momento idóneo para atreverse a introducir cambios y realizar inversiones pensando en el futuro.