Tecnología de emergencia
17/05/2011
Nunca hubo nada tan urgente. Las nuevas tecnologías están ayudando a minimizar riesgos y mejorar la actuación en casos de emergencias, accidentes y catástrofes.

Fuente:  www.eleconomista.es   Fecha:  17.05.2011

En muchas ocasiones, su utilización resulta poco menos que indispensable, facilita la prevención de riesgos, permite alertar a la población y contribuye a minimizar los daños.

Por eso, tanto las Administraciones Públicas como las empresas privadas han emprendido una carrera por dotarse de los últimos avances.

Lógicamente, la Dirección General de Protección Civil del Ministerio del Interior es una de las más activas. Entre sus desarrollos, se encuentra un visualizador de cartografía asociado al Sistema de Gestión de Emergencias. Mientras que, en el caso de incendios forestales, utilizan una serie de herramientas de detección del fuego y simulación de su evolución.

Una de ellas permite la detección y el seguimiento por satélite, mediante la observación y el registro de los datos obtenidos por medio de plataformas espaciales geoestacionarias. Y otra, la simulación de la evolución de los incendios que, teniendo en cuenta las previsiones meteorológicas, hace posible obtener (sobre un sistema de información geográfica) los elementos vulnerables a los que puede afectar (bienes, infraestructuras, etc.).

Inundaciones históricas

Otra herramienta que mejora la gestión de las emergencias es el Catálogo Nacional de Inundaciones Históricas. Se trata de una aplicación desarrollada en colaboración con la Agencia Estatal de Meteorología, el Consorcio de Compensación de Seguros, la Dirección General del Agua y las Confederaciones Hidrográficas.

A ello se le une un Simulador de Escenarios Sísmicos (SES). Éste es una iniciativa desarrollada en colaboración con el Instituto Geográfico Nacional, que pretende desarrollar con efectividad y rapidez las medidas de emergencia previstas tras un terremoto, facilitar la planificación a las comunidades autónomas y entes locales y potenciar el desarrollo de medidas preventivas.

CCAA y empresas

Las comunidades autónomas también utilizan la tecnología en la gestión de las catástrofes. Una de las más activas es Galicia, que está realizando importantes inversiones en telecomunicaciones. Según los responsables de la Junta, las TIC juegan un papel fundamental para garantizar la disponibilidad de las comunicaciones, sobre todo cuando se producen situaciones difíciles como un incendio.

En estos momentos, la Junta cuenta con varias redes de emergencias, pero está estudiando la viabilidad de una nueva para todas las entidades con competencias en este ámbito. Pero no sólo las Administraciones Públicas utilizan las nuevas tecnologías para minimizar riesgos.

Las principales empresas españolas también han aumentado sustancialmente su uso. Un buen ejemplo lo tenemos en Gas Natural Fenosa, que ha potenciado los dispositivos de seguridad con vigilancia remota de las instalaciones, control de accesos, coordinación de actuaciones en incidencias y atención a empleados durante las veinticuatro horas del día. Además, ha reforzado la protección contra incendios con el control remoto y la telegestión.

Y, por otra parte, ha potenciado la coordinación de respuesta ante situaciones de emergencia, la información preventiva y la activación de los servicios de asistencia ante accidentes laborales.

Otro ejemplo es Renfe, que ha creado una plataforma avanzada de mensajería de seguridad (PAMS), para reaccionar inmediatamente ante incidencias, informar en tiempo real, disponer de una herramienta de gran capacidad de emisión y recepción de mensajes, racionalizar el uso de la mensajería y generar estadísticas automáticamente.