Tecnología espacial europea al servicio de los ciudadanos y la economía
13/02/2013
- Una exposición en Madrid muestra cómo los satélites ayudan en la vida diaria - Sus servicios son fundamentales en catástrofes, incendios, agricultura o pesca - El programa espacial europeo aporta unos 5.400 millones de euros anuales - La ESA prevé que en 2013 se lancen cuatro nuevos satélites Galileo

Fuente:  www.rtve.es

Desde el GPS en el coche, pasando por los teléfonos móviles hasta el aterrizaje de un avión. Las tecnologías espaciales nos acompañan en nuestro día a día sin que seamos conscientes, pero la realidad es que se aplica en multitud de campos como agricultura, pesca, accidentes, incendios o seguridad, entre otros.

Una exposición organizada por la Comisión Europea que estará abierta de forma gratuita al público en Madrid del 12 al 18 de febrero explica las iniciativas del Programa Espacial Europeo y cómo inciden en nuestras vidas.

Actualmente la Unión Europea tiene en marcha tres programas espaciales: Galileo y EGNOS -servicios globales de navegación por satélite- y Copernicus -Programa Europeo de Observación de la Tierra-.

Aplicaciones cotidianas de la tecnología espacial

En mayo de 2010, el río Vístulan en Polonia se desbordó. Al activar el servicio preoperativo Copernicus se pudo elaborar un mapa del impacto de la inundación para poder actuar.

Muchos recordarán la erupción del volcán islandés Eyjafjallajökull, que provocó el caos aéreo en Europa. Los servicios de Copernicus ayudaron a prever la columna de humo y a gestionar el tráfico aéreo.

Es decir, la información que proporciona el satélite europeo permite predecir los desastres naturales, planificar las contingencias y tener información exhaustiva del territorio. En ese sentido, las imágenes del satélite permitieron localizar a personas atrapadas entre los escombros tras el tsunami que asoló Indonesia en 2004.

Existen más de 30.000 aplicaciones de tecnología espacial en el día a día

Pero también tienen otras aplicaciones más cercanas. Por ejemplo, los satélites permiten detectar bolsas de agua en zonas que sufren sequía; conocer la calidad de los terrenos de cultivo y ayudar a decidir cuánto fertilizante usar; el GPS del coche hace que los viajes sean más eficientes. En total, existen más de 30.000 aplicaciones de los servicios satelitales.

 

Galileo: Independencia en sistemas de navegación

El director de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca, ha señalado a RTVE.es que el programa Galileo permitirá independencia y será compatible con el sistema norteamericano GPS y el ruso Glonass, que son por los que funcionan ahora los sistemas de posicionamiento, navegación y medición del tiempo.

El portavoz de la Agencia Espacial Europea en España, Javier Ventura-Travesset, ha explicado que ya hay cuatro satélites Galileo en órbita, de los 30 que está previsto tener. En 2013 podrían lanzarse otros cuatro satélites y se llegaría hasta 18 en 2014.

Entre otros, Galileo ofrecerá servicios gratuitos y de libre acceso al público de búsqueda y salvamento, seguridad para la aviación, señales codificadas para uso gubernamental o datos para usos profesionales.

Por su parte, el Sistema Europeo de Navegación por Complemento Geoestacionario (EGNOS), mejora la precisión del sistema GPS en Europa y se podrá aplicar en el vuelo de aviones y la navegación de barcos.

Copernicus: Observación de la Tierra

Europa también cuenta con su propio sistema de observación del planeta: la familia de satélites Copernicus. Sensores terrestres, instrumentos de vigilancia oceánica y las boyas oceánicas usaran los datos de los satélites para ofrecer información sobre medio ambiente, alertas específicas, mapas, etc.

Contribución a la economía

Actualmente, la industria espacial europea representa 5.400 millones de euros al año y emplea a más de 31.000 personas, según apunta la Comisión Europea. Asimismo, estiman que el impacto económico de los programas espaciales podrían inyectar hasta 90.000 millones de euros a la economía europea en sus primeros 20 años. Aproximadamente el 7% del PIB -equivalente a unos 800.000 millones en Europa-, dependen de servicios de navegación por satélite.

 

La industria espacial europea aporta 5.400 millones de euros al año

Por otra parte, esperan que Copernicus aporte un beneficio de hasta 10 veces su inversión. Según la OCDE -apunta la Comisión-, el mercado mundial de los datos comerciales de Observación de la Tierra podría alcanzar unos 3.000 millones de euros en 2017.

  • La exposición European Space abre de 10 a 20 horas en la Explanada del Rey (Príncipe Pío) hasta el 18 de febrero. Consulta las actividades y conferencias.