Tecnología española en el último viaje del Endeavour
25/03/2011
El transbordador espacial Endeavour se prepara para realizar su último viaje, en el que llevará a bordo tecnología española que servirá para investigar los orígenes del universo.

Fuente:  www.google.com   Fecha:  25.03.2011

 

La NASA presentó hoy la misión STS-134, que tiene previsto iniciar el 19 de abril, y en la que llevará a la Estación Espacial Internacional el Espectrómetro Magnético Alpha-2 (AMS), en el que ha colaborado activamente España, junto con una quincena de países.

El AMS-02 es un detector de partículas diseñado para estudiar el Universo y sus orígenes, que operará como un módulo externo acoplado a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Después de años de trabajo y de que su hermano AMS-1 probara en 1998 que era un instrumento válido para estudiar los rayos cósmicos y las partículas "escondidas" en el Universo o no vistas por el ojo humano, viajará en las bodegas del Endeavour.

La grandeza de este instrumento es que permite realizar la búsqueda de antimateria y materia oscura así como un análisis detallado de la composición y el flujo de los rayos cósmicos en unas condiciones libres de los efectos de la atmósfera terrestre.

El profesor Samuel Ting, premio Nobel de Física en 1976 es el responsable de este proyecto en el que participan dos instituciones españolas, el Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Las observaciones de AMS-02 ayudarán a resolver cuestiones fundamentales en la física como cuál es la naturaleza de la masa materia oscura o qué sucedió con la antimateria producida en sus instantes iniciales del Universo, explicó a Efe el profesor Ramón García López responsable del equipo del Instituto.

En concreto, el CIEMAT, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ha diseñado uno de los instrumentos del AMS-02, el detector de partículas RICH (Ring Imaging Cherenkov), que aportará una parte fundamental que se espera que provea el aparato.

El CIEMAT ha construido toda la matriz de multiplicadores de este detector y ha sido responsable de las pruebas y de la realización de varios de sus componentes, mientras que en el IAC se han fabricado las cajas que albergan su electrónica así como el calorímetro.

"Lo que esperamos es lo que no esperamos", señaló García López, coordinador de instrumentación, investigador principal del grupo de astrofísica de partículas y representante de AMS del Instituto.

"Hasta el momento no hemos observado antimateria primordial, que o bien ha desaparecido con la materia o está escondida a nuestros ojos. Es un intento que merece la pena hacer", dijo el profesor que aseguró que el equipo está entusiasmado con la posibilidad de detectar algo de antimateria originaria.

La misión también investigará la composición y flujo de los rayos cósmicos, una fuente de energía cuyo origen no está del todo claro, y que incluye desde protones hasta núcleos de hierro en un rango muy amplio de energías.

El Endeavour también llevará a bordo la plataforma Express Logistics Carrier 3 (ELC3), que irá cargada con piezas de repuesto que permitirá tener abastecido el almacén de la estación cuando los transbordadores sean retirados.

Durante la misión los astronautas llevarán a cabo cuatro excursiones espaciales, en las que realizarán trabajos de mantenimiento e instalarán nuevos componentes.

La tripulación está compuesta por el comandante Mark Kelly, el piloto Greg Johnson, y los especialistas de misión, Mike Fincke, Drew Feustel, Greg Chamitoff y el italiano Roberto Vittori, el último astronauta europeo que viajará a bordo de un transbordador.

Para la tripulación será un emotivo viaje al ser el último que haga el Endeavour, pero no será el fin. Vittori, que participará por primera vez en una misión de los transbordadores, definió la misión como "un hito para el transporte de las futuras generaciones".