Tecnología para el regreso a clase
31/08/2012
Los niños de hoy consideran que los aparatos tecnológicos son un juguete más. Usted debe estar al tanto de la tecnología y adquirir lo que más se adapte a las necesidades de ellos y así como hay muchos beneficios en el uso de la tecnología, también hay muchos riesgos que se pueden prevenir si nos preparamos para ello.

Fuente:  http://entretenimiento.univision.com

Los padres debemos tener en cuenta algunos puntos a la hora de adquirir y usar los aparatos tecnológicos ¡De vuelta a la escuela!

Comprar un aparato de acuerdo a la edad del niño.

Para niños de siete a nueve años un teléfono sin acceso libre a Internet sería lo ideal (sólo para comunicarse con ellos cuando estén en actividades extracurriculares)

Para niños de 13 a 15 años se podría usar una tableta básica.

Para adolescentes mayores, el uso de un teléfono inteligente es apropiado para ayudarlos en sus actividades curriculares a través del uso del internet.

¿Cómo utilizarlos?

En la medida de lo posible, enseñarlos en cómo deben usarlos.

En la medida de lo posible, enseñarlos en cómo deben usarlos.

Invertir tiempo con ellos para darnos cuenta en qué los utilizan.

Tratar de no dejarlos mucho tiempo a solas usando este tipo de tecnología.

Colocar reglas sobre el tiempo y el momento en que se pueden usar los aparatos.

No le compre a sus hijos lo que ellos quieren sino lo que usted considere apropiado para ellos.

Siempre use las herramientas de filtro y control en todos los aparatos.

Enséñele a sus hijos a trabajar para conseguir lo que desean y no entregarles las cosas con tanta facilidad.


De tal palo, tal astilla

Sus niños lo miran a usted como el ejemplo a seguir, por lo tanto debe darles las mejores directrices para no tener problemas más adelante. Aquí hay algunos consejos prácticos:

Trate de estar al tanto de lo último en tecnología para poder interactuar con sus hijos.

No conteste el teléfono, no lea ni envíe mensajes de texto mientras comparte con sus hijos.

No use el teléfono de manera irresponsable mientras está conduciendo.

No se altere ni pierda la calma al frente de sus hijos cuando hable por teléfono o cuando juega con ellos.