Tecnología punta a pie de campo
26/07/2012
Los Juegos de Londres no solo marcarán un antes y un después en cuanto a la tecnología que desarrollará tanto en su retransmisión televisiva como en su difusión digital, sino que también despuntarán por los avances dentro de las propias competiciones. A pie de campo la tecnología punta también encuentra su lugar.

Fuente:  www.publico.es

La precisión en los cronómetros, las photofinish y las puntuaciones en las competiciones será máxima

Juegos de Londres no solo marcarán un antes y un después en cuanto a la tecnología que desarrollará tanto en su retransmisión televisiva como en su difusión digital, sino que también despuntarán por los avances dentro de las propias competiciones. A pie de campo la tecnología punta también encuentra su lugar.

Este año se han incorporado novedades de última generación, por ejemplo, en los tacos de salida que, a diferencia de los utilizados en el pasado, no cuentan con sensores de movimiento sino de presión. De este modo, los tacos totalmente electrónicos, minimizarán al máximo la posibilidad de pasar por alto una salida nula porque un corredor salga antes de tiempo. Con este mismo propósito, también se han mejorado las pistolas de salida, sustituyendo a las de pólvora: ahora, al apretar el gatillo para dar la salida, simultáneamente suena el pistoletazo, se dispara un destello de luz y arranca el cronómetro. Si en los dos siguientes segundos se pulsa de nuevo el gatillo, se reproduce el sonido de la salida nula.

Omega, un fabricante histórico que lleva aportando su tecnología a los Juegos desde hace décadas, llevará al Estadio de Stratford su consola de 16 cronómetros, capaz de distinguir entre una millonésima de segundo. Asimismo, lejos quedan los anteriores JJOO de Londres, en 1948, cuando el fabricante estrenó las primeras cámaras con células fotoeléctricas para establecer quien vencía en las llegadas ajustadas con la photofinish.

En esta ocasión, las dos cámaras instaladas en Londres son capaces de grabar hasta 2.000 imágenes por segundo, gracias a las cuales se determina al ganador en apenas una línea negra de llegada de ocho milímetros que contrasta con el rojo de la pista. No hay posibilidad de error pues la tecnología discierne tiempos fragmentados hasta la millonésima de segundo, frente a las centésimas que se cronometran en competición.

Otras de las novedades tecnológicas la encontraremos en la natación sincronizada. Gracias a la tecnología nipona de NHK y sus cámaras Twinscam -similar a la empleada en la generación de algunas películas 3D- será posible por primera vez ofrecer una imagen completa y veraz de la competición. La peculiaridad de estos dispositivos reside en que constan de dos lentes, una colocada justo por encima de la línea del agua y otra por debajo, pudiendo combinar ambas imágenes y ofrecer una visión completa de las nadadoras. También en la piscina, Omega ha optimizado los paneles de llegada de los nadadores, de modo que cuando llegan a la meta y tocan la pared la precisión es absoluta en el cronómetro.

Por otro lado, en disciplinas como el taekwondo, los deportistas vestirán tecnología made in Spain. Se trata de los protectores de pie y los petos electrónicos K-STRIKE de la firma catalana Daedo, dotados de sensores con la que no se escapa ningún contacto para que los jueces puedan puntuar. Como soporte, el sistema de vídeo con el que se pueden realizar comprobaciones rápidas.