Las tecnológicas salvan la crisis con los nuevos negocios
04/11/2010
En los primeros momentos de la crisis, muchos expertos de la industria tecnológica y directivos de empresas del sector coincidieron en señalar que la innovación y las tecnologías de la información y las comunicaciones serían claves para la recuperación económica. De momento, la que parece haber evitado la crisis es la propia industria TIC. Por ejemplo, según señaló Forrester hace pocos días, el gasto TIC global va a crecer un 8,1% en 2010.

Fuente:   www.cincodias.com    Fecha:  04.11.2010

En estas circunstancias, la evolución de los mercados financieros está contribuyendo a respaldar este rebote tras un complicado 2009. El Nasdaq Composite Index cerró la sesión del martes en 2.534 puntos, su cota máxima al cierre de una sesión de este año frente a su récord anterior, fijado a finales de abril, y también su punto más alto desde el 5 de junio de 2008. El índice volvió a superar ese nivel a la apertura de la sesión de ayer. También el Nasdaq 100 subió 23 puntos el martes alcanzando la cota de los 2.152 puntos, la más alta desde el 7 de noviembre de 2007.

Así, ambos índices representativos del mercado más moderno del mundo han igualado las cotas previas al agravamiento de la crisis financiera y económica. El Nasdaq todavía está lejos de su máximo histórico por encima de los 5.000 puntos del año 2000, si bien, se ha revalorizado en torno a un 100% desde marzo de 2009, en el peor momento del periodo de recesión.

Las subidas se han consolidado después del verano. Thestreet.com señalaba esta semana que PowerShares QQQ Trust, el mayor ETF del sector tecnológico, se ha revalorizado un 20% desde finales de agosto gracias al impulso de grupos como Apple o Google. En este contexto, fuentes del mercado señalan que las tecnológicas van a ser las empresas que antes dejarán la crisis.

Lo cierto es que las subidas en Bolsa se extienden a numerosas empresas de esta industria que se mueven en los distintos ámbitos del sector, desde los móviles a internet pasando por la virtualización y el llamado cloud computing. Un caso paradigmático es Apple, cuyas acciones se han revalorizado un 46% este año alcanzando su máximo histórico, convirtiéndose en la segunda compañía de EE UU por valor bursátil, sólo por detrás de Exxon Mobil. Y hay más. Gigantes de internet como eBay y Amazon han subido un 27% y un 22% desde enero, respectivamente; Google ha ganado un 37% desde su mínimo anual marcado este verano, mientras la china Baidu vuela ya un 166% desde enero; grandes compañías de software como Oracle y EMC han ganado un 20% y un 22%, respectivamente; empresas de componentes como Broadcom y Altera han despuntado más de un 30% y la lista sigue.

Los avances están justificados en las mejoras en las cuentas de resultados de las empresas, marcados en gran medida por la aparición y consolidación de nuevos negocios.

Y es que diversas actividades van a cerrar 2010 con un volumen que no soñaba hace dos años. Por ejemplo, las ventas de tablets van a superar este año los 19,5 millones de unidades, según las últimas estimaciones de Gartner gracias al impulso del iPad de Apple, del que se vendieron más de 7 millones de unidades entre abril, mes en el que llegó al mercado, y septiembre. Para 2011, las ventas de tabletas, según estos expertos, llegarán a 54,7 millones de unidades, en un año en el que competirán más de 20 modelos distintos de grupos como Samsung, LG, HP, RIM, Dell y Cisco, entre otras.

Avance de los móviles 'inteligentes'

Otro negocio que ha alcanzado en 2010 un volumen que no tenía cuando empezó la crisis es el de los smartphones. Las ventas de estos móviles inteligentes rondaron los 138 millones en todo 2008. Para este año, las ventas van a superar los 250 millones de unidades. Sólo en el tercer trimestre, la comercialización de este tipo de dispositivos subió un 95% hasta 80,9 millones de unidades, según la consultora Canalys.

Lo que ocurre es que la competencia entre el iPhone de Apple, del que se vendieron 14 millones de unidades entre julio y septiembre, el Android de Google, del que se activan más de 200.000 móviles cada día, la Blackberry de RIM, el Windows Phone de Microsoft y el Symbian de Nokia es un fenómeno que se ha extendido en los últimos meses.

Este escenario de proliferación de dispositivos va a provocar una nueva eclosión del negocio móvil. Un ejemplo son las aplicaciones para este tipo de terminales. Juniper Research calcula que en 2015 se van a superar los 25.000 millones de descargas en todo el mundo, casi 10 veces más que en 2009.

Asimismo, y dentro de la actividad empresarial, sólo en el ámbito de la industria de los servicios, según las estimaciones de ABI Research, los ingresos del móvil superarán los 133.000 millones de dólares en 2014.

De igual forma, otra actividad que ha logrado alcanzar unos volúmenes de ingresos casi impensables cuando la crisis empezó a agravarse es el comercio electrónico. Un ejemplo claro es Amazon. El grupo de Jeff Bezos va a cerrar 2010 con una facturación de entre 33.200 y 34.500 millones de dólares, cuando en 2008 su volumen de negocio fue de 19.170 millones. Sólo para este cuarto trimestre, Amazon espera facturar entre 12.000 y 13.300 millones. Jordan Rohan, analista de Stifel Nicolaus, señala que las previsiones de ingresos del gigante estadounidense apuntan a una "aceleración del crecimiento" de la actividad del comercio electrónico.

Es decir, las compras en la red se han generalizado entre los usuarios de todo el mundo que ya compran desde billetes de avión hasta entradas para espectáculos pasando por prendas de ropa. Y aquí un ejemplo es el de los outlets online, que podrían alcanzar un volumen de negocio cercano a 3.000 millones este año.

También dentro del ámbito de internet, las llamadas redes sociales se han convertido en una referencia para la industria. "Las redes sociales se han convertido en una realidad", indicaba recientemente la consultora iSuppli. No es para menos, Facebook, por ejemplo, se aproxima ya a los 600 millones de usuarios en todo el mundo, y en los mercados financieros ya se suspira por saber en qué momento aterrizará en las Bolsas, además de calcular cuál será su volumen de negocio. Además, Twitter, Foursquare y LinkedIn son nombres que eran desconocidos antes de que se deteriorara la economía.

Computación en red

Otro fenómeno que ha experimentado un fuerte crecimiento y que mantiene unas previsiones optimistas es el cloud computing o computación en la nube. Gartner calcula que en 2010 ya va a captar el 10% del gasto global en tecnologías de la información. Estos expertos advierten que esta nueva forma de consumir tecnología va a ser una de las grandes tendencias de la próxima década.

En este punto, gigantes como IBM, cuyas acciones cotizan actualmente en los máximos históricos, quieren hacerse fuerte en un negocio en el que también están tratando de competir fuertes grupos como Amazon, Google, Salesforce y Microsoft. La batalla será dura.

Además, la implantación del cloud computing está contribuyendo a desarrollar otras tecnologías como el llamado software de infraestructuras. Uno de los ámbitos más fuertes es el de la virtualización, destinada a flexibilizar las capacidades informáticas de las organizaciones. Entre las empresas que están sacando partido figura VMware, cuyos títulos se han revalorizado un 83% este año. La firma, que compite con grupos como HP, elevó sus ingresos un 46% en el tercer trimestre en un síntoma de que su software está siendo demandado por los clientes. Gartner dijo recientemente que el 80% de las empresas tienen en marcha proyectos en el área de virtualización, por el ahorro de costes que implica.

También el área de las aplicaciones de red, soluciones que facilitan que los servicios estén siempre disponibles, vive un momento de expansión. Un avance del que están sacando partido empresas como Citrix y Quest Software, cuyas acciones se mueven en sus máximos precios del año.

Y la expansión del cloud computing igualmente está teniendo un impacto en los servidores y los centros de datos, área donde rivalizan grupos como IBM, HP, Dell y Cisco. Por ejemplo, las ventas de servidores subieron un 27% en el segundo trimestre en término de unidades.

En definitiva, la industria TIC quiere revivir momentos de esplendor y sacar partido de los nuevos negocios, donde también están los lectores de libros electrónicos. Para lograr que esa época acabe por llegar necesita que el resto de industrias también salga del bache económico. De momento, las tecnológicas ya están poniendo sus herramientas a disposición de todos los sectores.

Los gigantes del sector TIC amasan grandes fortunas

Los gigantes tecnológicos llevan varios trimestres incrementando a gran velocidad su caja gracias al fuerte crecimiento de sus ingresos. Un músculo financiero que les otorga una posición de gran fortaleza para acometer proyectos de expansión en el futuro. Quizá el ejemplo más claro de esta tendencia es Apple, que cerró el trimestre concluido en septiembre con más de 51.000 millones de dólares entre tesorería e inversiones a corto y largo plazo, frente a los 33.900 millones del mismo periodo del año anterior.

A su vez, Microsoft concluyó su último trimestre fiscal con 40.000 millones de dólares por 39.800 millones de Cisco Systems. También Google cerró el tercer trimestre con más de 33.400 millones en su caja, muy por encima de los 22.000 millones que tenía al final del mismo periodo del pasado año.

 

Intel, Dell y Microsoft respiran

Intel, Microsoft y Dell no han vivido un año bursátil demasiado positivo si bien, desde finales de agosto, parecen haber empezado a dar algunas alegrías a sus accionistas. En este periodo, Microsoft, que anunció un aumento de su dividendo del 23%, se ha revalorizado un 17% por un 15% de Intel y un 25% de Dell.

Por partes, el gigante de Redmond registró unos ingresos de 16.200 millones de dólares en su primer trimestre fiscal, concluido en septiembre, cifra que supone un crecimiento del 25% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Microsoft se vio favorecida por la expansión de sus divisiones de Windows (ha comercializado 240 millones de licencias de Windows 7 en su primer año en el mercado), Office y Entretenimiento. Precisamente, en esta última área, Microsoft quiere hacerse fuerte con el Kinect, tecnología que permite jugar con la Xbox 360 sin mandos. Ayer, la compañía anunció que prevé vender cinco millones de unidades de este dispositivo durante el actual trimestre.

Intel también mantiene una tendencia positiva. La empresa elevó sus ingresos un 18% entre julio y septiembre hasta 11.100 millones (batió por primera vez la cota de los 11.000 millones en el tercer trimestre) gracias a la mejora de la demanda en los mercados emergentes y a la mayor demanda de áreas como los servidores y los PC.

Dell también quiere vivir momentos mejores. La empresa, que pretende ganar presencia en el ámbito de los tablets y del cloud computing (el martes anunció la compra de la start-up Boomi especializada en este área), podría beneficiarse del aumento de las ventas de ordenadores personales. En este sentido, Gartner prevé que en 2010 se vendan 367,8 millones de PC en todo el mundo, un 19,2% más que durante el pasado año.

 

Las cifras

19,5 del gasto global en TIC es el negocio que moverá el 'cloud computing' este año, según Gartner.

10% millones de 'tablets' se venderán en 2010, cifra que subirá hasta los 54,7 millones en 2011, cuando más de 20 modelos competirán en el mercado.

 

Más compras y más inversiones

Durante los últimos meses, muchas empresas tecnológicas han retomado con fuerza la política de adquisiciones. Unos movimientos con los que estas compañías han buscado su entrada en nuevos negocios o la mejora de su portfolio de productos. Entre los grupos más agresivos figura Intel, que en agosto anunció un acuerdo para comprar el gigante de la seguridad McAfee, por 7.700 millones de dólares.

También IBM ha salido de compras. El gigante azul, que entre julio y septiembre destinó a adquisiciones más de 1.900 millones, anunció o cerró las compras de Blade Network Technologies, Netezza, OpenPages, Storwize, Unica Corporation, Coremetrics y BigFix. A su vez, HP se ha quedado en los últimos meses con empresas como Palm, Arc Sight, 3Par y Fortify con un desembolso conjunto cercano a 5.000 millones; mientras que Oracle, ahora bajo el mando de Mark Hurd, anunció esta semana la compra de ATG por más de 1.000 millones.

Al mismo tiempo, algunos de los grandes grupos como Google, Intel, Amazon, Apple o IBM han procedido a elevar sus inversiones durante los últimos tiempos. Estos incrementos del gasto de capital (capex) han sido interpretados en el sector como un intento de las empresas de mejorar sus posiciones ante una mejora de la situación económica global. En el caso de Amazon, la firma ha elevado sus gastos operativos para mejorar sus infraestructuras de almacenaje de cara a un previsible aumento de los pedidos por parte de los clientes.