Telefónica pide una Constitución Digital con nuevas reglas adaptadas a la revolución tecnológica
24/10/2014
El consejero delegado de Telefónica, José María Alvarez-Pallete, ha defendido este jueves que es necesaria una Constitución Digital global para velar por la seguridad y los derechos de los usuarios en las nuevas tecnologías, en línea con la petición que realizó el fundador de Internet, Tim Berners-Lee, con motivo del 25 aniversario de la Red este año.

Fuente:  www.cibersur.com

En una conferencia en Iese, ha argumentado: "Necesitamos nuevos valores y nuevas reglas, porque las tradicionales no sirven para el nuevo mundo digital", y ha agregado que deben ser iguales para todos.

Ha ejemplificado que Telefónica se considera legalmente operador dominante en España --lo que implica obligaciones normativas-- porque tiene una cuota móvil del 33%, pero no se les considera a Google ni a Android y Apple, que tienen cuotas mundiales cercanas al 100%.

Ha añadido que ahora hay portabilidad del número de teléfono y lo puedes conservar si cambias de operador, pero no puedes hacer portabilidad de la vida digital, y si cambias de marca de móvil pierdes tus fotos, tus aplicaciones, en definitiva, todos tus contenidos: "La evolución tecnológica no se puede parar, pero o se crean regulaciones para todos o que nos desregulen a nosotros".

Ha insistido en que los buscadores, sistemas de mensajería y redes sociales "no son gratis", sino que están comercializando con la vida privada de las personas, y que el cibercrimen cuesta 320.000 millones de euros anuales en el mundo, y que por todo ello hacen falta nuevas normas.

"La tecnología lo está cambiando todo: las relaciones sociales, la economía, la política, y esto no va a parar", porque para mucha gente la tecnología ya es tan necesaria como comer y beber, ha opinado.

Con todo, ha señalado que todavía hay muchas zonas del planeta sin acceso a la tecnología y a Internet, por lo que la revolución digital tiene mucho recorrido de crecimiento.

Ha repasado que la tecnología permite cada vez más cosas, y cada vez es más barata, por lo que cada vez puede acceder más gente, y también se está desarrollando el Internet de las cosas --ciudades inteligentes, coches conectados y drones--, y con la impresión en 3D se podrán elaborar en casa todo tipo de objetos.