El transporte urbano se reinventa gracias a la tecnología
04/06/2012
La tecnología ha conseguido hacerse un hueco en las infraestructuras de las ciudades. Ya son muchos los ayuntamientos que han decidido transformar sus ciudades en inteligentes, las denominadas 'smart cities', dotando a sus principales servicios públicos de la tecnología apropiada para hacerlos más eficientes y sobre todo más accesibles para los ciudadanos.

Fuente:  www.rrhhdigital.com  Fecha:  04.06.2012

Una de las compañías que está ayudando a la implementación de estas tecnologías es la multinacional española de TI Indra. La compañía ya dispone de diferentes soluciones en el marco de las denominadas ciudades inteligentes y, en concreto, está desplegando por todo el mundo su tecnología en el transporte urbano e interurbano de viajeros.

Indra cuenta con un Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) que proporciona una mayor eficiencia en la gestión a las operadoras de transporte y mejora la calidad de los servicios ofrecidos a los viajeros, el conocimiento de la demanda, la seguridad para empleados y usuarios, el control sobre el vandalismo y las auditorías de accidentes, entre otras ventajas.

Los sistemas de ayuda a la explotación constituyen el verdadero "cerebro" del transporte urbano e interurbano de viajeros, ya que permiten gestionar y operar el servicio de autobuses, potenciar su eficiencia y mejorar la calidad de cara a los usuarios, todo ello desde una visión global de la flota, centralizada y en tiempo real.

Estas soluciones se basan en tres pilares básicos: tecnologías de localización (GPS), sistemas de información geográfica (GIS) y comunicaciones móviles (3,5G/GSM/GPRS). Forman parte del SAE de Indra con un nivel de integración completo, los sistemas de información al viajero visuales y acústicos -a bordo de autobuses, en paradas, SMS, web y adaptado a invidentes-, videovigilancia embarcada, conteo de pasajeros, sensores embarcados, prioridad semafórica, etc., integrando además como un solo sistema a los medios de pago con tarjeta sin contacto o los sistemas corporativos, entre otros.

Los autobuses están dotados de un equipo embarcado que mediante la tecnología GPS permite su localización, control y gestión. Esta información se envía permanentemente y en tiempo real al centro de control, mediante la infraestructura de comunicaciones móviles.

"En definitiva se utiliza para conocer en tiempo real lo que está pasando y lo que ha pasado ya que toda la información queda registrada en el sistema", asegura el responsable de DBUS, Javier Vallejo, la compañía de transportes de San Sebastián que han implementado la tecnología SAE en su flota de autobuses.

Además destaca que con toda la información recopilada es más sencilla la toma de decisiones tanto inmediatas para solucionar incidencias del servicio como a medio-largo plazo para mejorar el servicio de autobuses en general. DBUS gestiona una flota compuesta por 120 vehículos.

En el centro de control, se realiza el seguimiento y control del servicio, basándose en una representación mediante sistemas de información geográfica (GIS) y sinópticos, que permiten conocer en todo momento dónde se encuentra cada vehículo de la flota y cuál es su situación con respecto al horario asignado dentro de una línea. Así, se facilita la toma de decisiones en tiempo real en caso de adelantos, retrasos, incidencias, necesidad de refuerzos..., de forma manual o automática, con el objetivo de mantener siempre una frecuencia y un horario establecido.

La solución también cuenta con herramientas para generación de informes y gráficos, que facilitan la supervisión del servicio y la medición de los parámetros de calidad del mismo, con el fin de ajustarlo mejor a la demanda real de los ciudadanos.

TECNOLOGÍA DE FUTURO

Las tecnologías de ayuda a la explotación están bastante asentadas en España y en el resto de Europa como una herramienta imprescindible en el ámbito del transporte público, asegura José Antonio Francés, director en el mercado de Transporte de Indra.

"En el resto del mundo, desde hace cerca de cuatro años, ya no se conciben nuevas concesiones de transporte urbano que no incorporen estas tecnologías SAE, lo que está llevando a su implantación masiva en Latinoamérica, Norteamérica, Oriente y Asia, especialmente en los países emergentes", explica Francés.

Además, en un momento de crisis económica en el que las administraciones están reduciendo el gasto público, esta tecnología permite mejorar la eficiencia y reducir los costes del servicio, el consumo de combustibles e, incluso, la contaminación medioambiental.

"Una gestión eficiente de la flota de autobuses con el sistema SAE permite la adecuación del número de buses al servicio concreto deseado, lo que lleva a una amortización rápida y eficiente de la inversión", señala el directivo de Indra.

UN TRANSPORTE MÁS SEGURO Y EFICIENTE

La incorporación de estos sistemas supone una mejora del servicio de transporte urbano y metropolitano, más seguro, puntual y eficiente. Además, los usuarios disponen de información en tiempo real tanto en las paradas, como en los propios vehículos y, cada vez más, en sus propios dispositivos móviles sobre el tiempo de espera estimado, localización de vehículos, correspondencias entre líneas o avisos e incidencias del servicio.

Todo ello redunda en un mayor uso del transporte público, con las consiguientes ventajas de una movilidad más sostenible económica y medioambientalmente.

Según el responsable de DBUS, Javier Vallejo, el lado más visible de la implantación del SAE es la información ofrecida a los usuarios, principalmente referida a los tiempos de llegada de los autobuses a las paradas. El SAE gestiona la información recibida por los autobuses de forma que el centro de control conoce en todo momento el tiempo estimado que va a tardar cada autobús en llegar a cada parada.

DBUS ha instalado en el 18 por ciento del total de la red paneles electrónicos de información de los tiempos de llegada de los autobuses, que además se utilizan para informar sobre las incidencias del servicio, como retrasos o traslados provisionales de paradas. Además ha desarrollado un sistema de información de tiempos de llegada por SMS, Bluetooth, web y web para móviles.

Los sistemas de ayuda a la explotación también se están aplicando al transporte metropolitano (media distancia) y de larga distancia, en el caso de los autobuses, y han demostrado su gran versatilidad al permitir la gestión de grandes líneas ferroviarias o tranvías.

Indra ha implantado su tecnología en numerosas ciudades españolas, entre las que destacan Madrid, Valencia, San Sebastián, Logroño, Ciudad Real o Pamplona y cuenta con referencias en países como Polonia, Portugal, Brasil, México, Colombia, Perú y Marruecos.