La UE y EE UU coordinan su tecnología para mejorar la gestión del tráfico aéreo
21/06/2010

Fuente: http://www.cibersur.com  Fecha: 21.06.2010

La Unión Europea y Estados Unidos han rubricado un Memorándum de Cooperación mediante el cual se impulsa una coordinación de las actividades de investigación y desarrollo en el ámbito de la aviación civil, en especial en los programas tecnológicos para la mejora de los sistemas de gestión del trafico aéreo (ATM) actualmente en desarrollo en Estados Unidos (NextGen ) y en Europa (SESAR ).
 

La estrecha cooperación entre los dos programas, además de facilitar la participación de industrias de una parte en el programa de la otra, permitirá alinear los nuevos conceptos técnicos y operativos de SESAR y Nextgen, y favorecer las sinergias entre ambos con el fin de facilitar la interoperabilidad y evitar la duplicación de equipos en las aeronaves.

La secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, presidió el acto de la firma, que tuvo lugar en el Ministerio de Fomento al término de la última ronda negociadora del acuerdo, celebrada en España, que preside este semestre la Unión Europea.

Firmaron el Memorando de Cooperación el Director de Transporte Aéreo de la Comisión Europea, Daniel Calleja, y el Director de Operaciones de la FAA, Administración Federal de Aviación de EE UU, Hank Krakowsky, en presencia de otros miembros de los equipos negociadores de la Comisión y la FAA, así como el Presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, y otros altos responsables de Aviación Civil de AESA, y de Aena.
Contenido del Memorándum

El Memorándum de Cooperación tiene carácter vinculante y contempla un amplio abanico de medidas de coordinación para las actividades de investigación y desarrollo en el ámbito de la aviación civil entre la UE y Estados Unidos. Incluye un Anexo especifico para la cooperación tendente a asegurar a la interoperabilidad global entre SESAR y NestGen en el que se impulsa la coordinación de programas de investigación y desarrollo; el intercambio de personal, equipos, software y sistemas para las tareas de investigación; la celebración conjunta de conferencias y eventos; y la realización de consultas entre ambas partes para preparar la postura ante organismos internacionales, esencialmente la OACI.

También aborda los derechos de propiedad intelectual, las responsabilidades legales y reciprocidad, los mecanismos de gestión del propio Memorándum o de financiación de los trabajos, además de proyectos de colaboración concretos, y sistemas de gestión de la información, entre otros aspectos.

El Memorandum da cumplimiento al punto 2 de la Declaración de Madrid, suscrita el pasado 26 de febrero en la capital española en la Conferencia de Alto Nivel sobre Cielo Único Europeo, que señalaba el compromiso de la Unión Europea de “garantizar la interoperabilidad entre SESAR y NextGen, mediante la cooperación con la FAA para garantizar el desarrollo de un único estándar global para la gestión del trafico aéreo de conformidad con la perspectiva de la Organización Internacional de Aviación Civil, OACI”.

Las negociaciones con la FAA se iniciaron tras el Consejo de Ministros de Transportes de la UE de 9 de octubre de 2009, que encargó a la Comisión Europea promover un acuerdo de cooperación bilateral en materia de investigación y desarrollo en el ámbito de la aviación civil, con particular acento en los programas SESAR, europeo, y NextGen, de Estados Unidos, a través de desarrollos tecnológicos compatibles que permitieran la interoperabilidad plena del futuro sistema para la gestión del trafico aéreo (ATM).

SESAR juega un papel fundamental en la realización del Cielo Único Europeo. Para la mejora de los equipos, procedimientos y conceptos operativos para la gestión del tráfico aéreo en Europa, este programa europeo debe tener en cuenta también los desarrollos de otros programas tecnológicos en el mundo, en particular el NextGen de Estados Unidos, dado el carácter internacional del transporte aéreo. El objetivo es garantizar la interoperabilidad de los sistemas tecnológicos y, a su vez, evitar que las aeronaves deban equiparse con sistemas, equipos y procedimientos de operación duplicados para operar en ambas aéreas.