El uso de sistemas tecnológicos avanzados en los coches podría salvar más de 400 vidas al año
17/07/2014
Un estudio realizado por la Fundación Línea Directa pone de manifiesto que un 27,5% de los accidentes con víctimas (casi 23.000) dejaría de producirse cada año con el uso combinado de estos cuatro sistemas: el Frenado de Emergencia Autónomo, la Ayuda al Mantenimiento del Carril, la Detección de Fatiga y la Monitorización de Ángulos Muertos.

Fuente: www.cibersur.com

Los sistemas tecnológicos avanzados son ya una realidad, aunque en España su implantación está siendo más lenta de lo deseado: sólo un 2% de los 22 millones de turismos que componen el parque automovilístico incorpora alguno de estos sistemas.

Un abrumador 96% de los conductores españoles, no sólo no conoce ninguna de estas siglas, sino que tampoco sabe que todas ellas hacen referencia a diferentes sistemas de seguridad preventiva que ayudan a la conducción. Y eso que esta tecnología puede salvarle la vida.

Pero ¿en qué consisten estos sistemas? Se trata de tecnologías aplicadas a la seguridad vial que incorporan ya los coches actuales y que se caracterizan por su carácter preventivo (superando así a las clásicas Seguridad Pasiva y Activa). De esta forma, los sistemas trabajan en paralelo para “tomar conciencia del entorno” y actuar de manera autónoma, tratando de anticiparse al accidente.