Las ventas de libros electrónicos se dispararon en Estados Unidos y Reino Unido en 2010
21/09/2011
EE UU pasó de tener un 3,9% de 'ebooks' en enero de 2010 a un 12,7% en 2011. En febrero, por vez primera, las ventas de libros electrónicos superaron a las de ejemplares de papel con pasta blanda y dura.

Fuente: http://www.20minutos.es  Fecha: 21.9.2011

Las ventas de libros electrónicos se dispararon en 2010 en Estados Unidos, y aumentaron de manera significativa en el Reino Unido, reveló el lunes la editora británica Kate Wilson. Durante una conferencia magistral ofrecida tras la apertura del I Simposio Internacional del Libro Electrónico, Wilson señaló que Estados Unidos pasó de tener un 3,9% de libros electrónicos en enero de 2010 a un 12,7% de títulos en enero pasado.

Además recordó que en febrero, por vez primera, las ventas de libros electrónicos superaron a las de ejemplares de papel con pasta blanda y dura.

La experta consideró que las tendencias que muestran esos datos, obtenidos de la Asociación de Editores Estadounidenses (USAAP, por sus siglas en inglés), apuntan hacia "un cambio profundo e importante" en el panorama editorial actual.

Los superventas del verano de 2011 se llegaron a comercializar hasta en un 50% en formato digital
En Reino Unido prácticamente no se compraron en la primera mitad de 2010 libros en formato digital, pero a partir del segundo semestre del pasado año pasado estos productos se popularizaron y en enero de 2011 el 3,3% del total de los vendidos eran electrónicos. Consideró que en su país se vivió "el verano del Kindle" (uno de los lectores de libros electrónicos más extendidos) ya que la gente que viajó "se llevó sus lecturas en libros electrónicos".

Los superventas del verano de 2011 se llegaron a comercializar hasta en un 50% en formato digital, lo que está abriendo las puertas a un "cambio extraordinario", añadió. Las preferencias por este tipo de formatos tienen que ver con la búsqueda de una mayor "comodidad" y "espacio" para la mayoría de los compradores.

Wilson se refirió a un estudio de una firma de mercadotecnia editorial donde el 25% de los adultos que compraron libros electrónicos dijeron que lo hicieron porque eran "más fáciles de transportar" que los de papel, y otro 23% dio como razones que ocupaban menos espacio en casa y eran más baratos que los tradicionales.

Una de cada cinco personas consideró muy positivo el poder bajarlos gratis primero o leer un capítulo antes de comprar todo el contenido, otro porcentaje significativo adujo que con ellos no se deteriora tanto el medio ambiente, y algunos más destacaron la amplia disponibilidad de títulos digitalizados.

La también directora general de Nosy Crow, una editorial dedicada a libros infantiles con animación, señaló que en ese segmento una de cada cuatro obras para niños que se compran son electrónicas. Recordó que en un futuro es muy probable que se compren cada vez más libros digitales, ya que los niños británicos y estadounidenses de edades entre 7 y 11 años cada vez leen más a través de ordenadores, teléfonos móviles o tabletas.