inicio
Regístrate al boletín      Mapa del sitio Twitter Facebook Linkedin RSS
22/02/2017
Demasiadas herramientas de gestión, procesos manuales y tiempos de inactividad disparan la complejidad y los costes, algo que puedes reducir a través de una gestión simplificada, simplificando la infraestructura, automatizando tareas y aumentando la disponibilidad de TI.

Para reducir los costes, su negocio necesita controlar sus crecientes retos de gestión de TI. Entre estos retos se halla la complejidad de las TI, debido a demasiadas herramientas de gestión; los procesos manuales, que generan pérdida de tiempo y mayor probabilidad de error humano; los procesos reactivos, que necesitan supervisión proactiva; y los tiempos de inactividad imprevistos, que potencialmente pueden costar a un negocio 5.000 dólares por minuto, según datos de The Enterprise Strategy Group (ESG). A ello se suman los problemas de rendimiento, que provocan en torno al 77% de los tiempos de inactividad, y las limitaciones de personal.

Pues bien, para reducir la complejidad y los costes, ESG aconseja aplicar estas cuatro mejores prácticas:

Logra una gestión simplificada de TI. Aprovecha un conjunto integrado de herramientas para obtener una visión común de todos los sistemas y reducir la necesidad de soluciones puntuales.

Reduce la complejidad de la infraestructura. Implementa productos con inteligencia incorporada y potencia a los generalistas de TI, evitando así la necesidad de conocimientos especializados.

Automatiza las tareas rutinarias. Reduciendo las tareas manuales tediosas evitarás los errores de los procesos manuales y aumentarás la eficacia de las TI.

Aumenta la disponibilidad de las TI. Controla proactivamente tus sistemas aprovechando herramientas de supervisión remota y automatizando los procesos de soporte.

 

Fuente: http://tecnologiaparatuempresa.ituser.es




2017
Todos los derechos reservados

© Gestor de contenidos HagaClic