La descentralización de TI se extiende en las organizaciones
23/02/2017
Cada vez más, las líneas de negocio se hacen cargo de la tecnología para impulsar la agilidad, la innovación y la capacidad de respuesta. Sin embargo, esto también puede llegar a aumentar el gasto y comprometer la seguridad de la empresa.

La compañía VMware ha anunciado los resultados de un estudio en el que se establece que dos tercios (68%) de los líderes empresariales creen que la gestión de la tecnología se aleja del departamento de TI hacia otras áreas de la empresa, puesto que las líneas de negocio se encargan cada vez más de dirigir la innovación en las organizaciones españolas.

Claro que, según la investigación, esta descentralización proporciona beneficios empresariales reales. Entre ellos, se encuentran: la capacidad de lanzar nuevos productos y servicios al mercado con mayor rapidez (58%), ofrece al negocio más libertad para impulsar la innovación (64%) y aumenta la capacidad de respuesta según las condiciones del mercado (59%). También hay aspectos positivos desde el punto de vista de las competencias, pues con el cambio en la propiedad de la tecnología se incrementa la satisfacción de los empleados (59%) y ayuda a atraer talento (62%).

Según María José Talavera, directora general de VMware Iberia, “el movimiento de descentralización ya está aquí, impulsado por la necesidad de agilidad en el mundo de los negocios de hoy en día. Nunca hemos visto tal deseo de nuevas aplicaciones, servicios y formas de trabajar disponibles con inmediatez. Al reconocer que estos cambios son una realidad, y al adaptarse a ellos, los departamentos de TI todavía pueden ser una parte integral para liderarlo”.

Ahora bien, la descentralización no está exenta de desafíos. Los líderes de las empresas creen que esto ha causado una duplicación del gasto en servicios de TI (56%), una falta clara de propiedad y responsabilidad de TI (43%) y el uso de soluciones no seguras (45%). Además, esta tendencia está ocurriendo en contra de los deseos de los equipos de TI, la mayoría (54%) de los cuales quieren que se vuelvan a centralizar funciones. En particular, los líderes de TI consideran que las redes y la seguridad (70%), el almacenamiento (36%) y los servicios basados en la nube privada (34%) deben permanecer bajo su control.

Y es que, como explica Talavera, “el surgimiento de la nube ha democratizado las TI, con su facilidad de acceso y modelos de costes atractivos, por lo que no es ninguna sorpresa que las líneas de negocio se hayan sumado a esta oportunidad”. Sin embargo, advierte la directiva, “estamos viendo con demasiada frecuencia que esta tendencia avanza sin control y sin una adecuada gestión de TI, lo que significa que las organizaciones están aumentando los costes, poniendo en peligro la seguridad y confundiendo quién hace qué, a medida que buscan evolucionar”.

Por último, el estudio confirma que la propiedad para impulsar la innovación dentro de las organizaciones es indiscutible entre los líderes empresariales. Más de las dos terceras partes (67%) creen que las TI deben permitir que las líneas de negocio impulsen la innovación, buscando un equilibrio entre conservar el control de las TI y permitir que ésta se potencie en otras áreas de la compañía.

Fuente: http://www.ituser.es