El Parlamento Europeo solicita normas para regular la robótica y la inteligencia artificial
Esta Cámara insta a la Comisión a proponer una legislación en esos ámbitos para aprovechar al máximo su potencial económico y garantizar niveles equiparables de seguridad en toda la Unión.

Según la Federación Internacional de Robótica, entre 2010 y 2014, las ventas de robots aumentaron un 17% de media cada año. Ante esta rápida evolución, se requieren establecer normas comunes en toda la UE para imponer, por ejemplo, estándares éticos y determinar la responsabilidad en caso de accidentes con coches sin conductor, según señala el Parlamento en una resolución. De hecho, la Cámara solicita a la Comisión que proponga una legislación en el ámbito de la robótica y la inteligencia artificial para aprovechar al máximo su potencial económico y garantizar niveles equiparables de seguridad en toda la Unión. El texto apunta que varios países planean legislar en esta área y destaca que la UE debe situarse a la cabeza para no verse obligada a seguir los principios establecidos por terceros países.

En opinión del Parlamento, hay que clarificar cuanto antes las cuestiones de responsabilidad, sobre todo en relación con los vehículos autónomos. El texto pide un régimen de seguros obligatorio y un fondo suplementario para asegurar compensación a las víctimas de accidentes en los que estén implicados este tipo de automóviles sin conductor.

Los eurodiputados también plantean la creación a largo plazo de una personalidad jurídica específica para los robots, para facilitar la determinación de responsabilidades en caso de causar daños. Y respecto al empleo, advierten de que el rápido desarrollo de los robots puede provocar cambios en el mercado laboral, como la creación, desplazamiento y pérdida de ciertos trabajos, e instan a la Comisión a seguir con atención estas tendencias.

Por otro lado, el uso creciente de robots también genera cuestiones éticas, relacionadas, por ejemplo, con la privacidad y la seguridad. La resolución propone un código de conducta voluntario para investigadores y diseñadores, con el fin de garantizar que el funcionamiento de los robots cumple los estándares legales y éticos y que el diseño y uso respeta la dignidad de las personas. Asimismo, el texto sugiere a la Comisión la creación de una agencia europea de robótica e inteligencia artificial para ofrecer información especializada y asesoramiento técnico y ético a las autoridades.

La resolución ha sido aprobada con 396 votos a favor, 123 en contra y 85 abstenciones. Por tanto, la Comisión deberá ahora pronunciarse al respecto y, aunque no está obligada a seguir las recomendaciones del Parlamento, tendrá que dar explicaciones de sus razones si no lo hace.

Fuente:  http://www.ituser.es