La digitalización de las empresas españolas presenta amplio margen de mejora
30/03/2017
El Informe Bankia Índicex 2016 señala que ocho de cada diez empresas españolas han iniciado ya su camino hacia la transformación digital, si bien sólo un 10,9% son competitivas en este ámbito. Los mejores resultados se registran en las áreas de Analítica web y Posicionamiento en buscadores.

Las empresas españolas aprueban en competitividad digital, aunque presentan amplio margen de mejora, con una nota media de cinco sobre diez. Esa es la principal conclusión que se desprende del ‘Informe Bankia Índicex 2016: La digitalización de las empresas en España', según el cual, ocho de cada diez empresas españolas han iniciado ya su camino hacia la transformación digital, de las que el 10,9% han logrado ser competitivas en este ámbito, mientras que el 77,8% presentan aún capacidad de mejora, y el 11,3% reciben una calificación no competitiva.

Según los datos del informe, elaborado a partir de la información facilitada voluntariamente por más de 5.000 compañías, pymes y emprendedores, las empresas españolas obtienen sus mejores resultados en el área de Analítica web, con una puntuación de 6,2, y en el área de Posicionamiento en buscadores, con un 6,1. No obstante, todavía hay asignaturas pendientes, como mejorar el acceso a la web a través del móvil, aprovechar las ventajas que ofrecen las redes sociales o invertir en campañas comerciales a través de Internet. Todas ellas se relacionan con tecnologías que apenas existían hace una década, "por lo que las mejoras en estos aspectos a buen seguro llegarán con el tiempo" indica el informe.

El informe señala que las empresas españolas han introducido el uso de las herramientas de analítica en sus webs, pero aún hay margen para mejorar, ya que el 39% todavía no tiene ninguna herramienta de medición. Sin embargo, una vez que disponen de esa herramienta el porcentaje que la usa llega casi al 94%. En cuanto a la renovación de los contenidos web, el 63,6% de las empresas los actualiza al menos una vez al mes, si bien el contenido audiovisual solo está presente en el 25,6% de las webs analizadas. Por lo que respecta a la seguridad de las webs, el 48% son robustas en este apartado y el resto tiene una nota mejorable. Una de las principales debilidades detectadas tiene que ver con los errores de programación, aquellas brechas que pudiera utilizar un hacker para realizar un ataque a la página web.

Las redes sociales son, junto a la movilidad, las áreas de digitalización donde los negocios españoles tienen un mayor recorrido para aumentar su competitividad. En este sentido, siete de cada diez no tienen perfil en LinkedIn, el 51,9% no dispone de página en Facebook y el 45,2% no cuenta con perfil en Twitter. Además, pese a que el 66,5% de las empresas que cuenta con bases de datos de sus clientes y realiza acciones comerciales con ellas, el 62,7% no utiliza las redes sociales como plataforma para lanzar campañas digitales.

El comercio electrónico se revela, además, como un importante factor de digitalización. Aquellas empresas con páginas web enfocadas a la venta obtienen una nota global significativamente superior que las que se dedican únicamente a informar de sus productos o servicios, con un 5,5 frente a un 4,8. El 19,4% de las webs enfocadas a la venta tienen notas competitivas, frente al 8% de las que no pretenden la venta.

En cuanto al negocio transfronterizo, solo la mitad de las entidades españolas que se dedican a la venta en la red permiten la compra desde otros países. La gran mayoría de las compañías que se dedican al comercio electrónico cuenta con sello de compra segura y aprovecha las posibilidades que ofrece el pago online. Un 75% integra en sus páginas web el pago con TPV virtual, un 66,7% tiene PayPal y un 8,5% iupay.

Por sectores, el sector del comercio lidera la digitalización. Los servicios tecnológicos, como telecomunicaciones, electrónica e Informática, son los que más han avanzado en la digitalización. Sin embargo, la actividad económica que logra mejor puntuación global, un 5,5, es la correspondiente al comercio mayorista y minorista, que ha sabido salir a internet en busca de sus clientes y explotar las ventajas de la venta en la red.

Las grandes empresas lideran la digitalización en España, y sobresalen especialmente en ámbitos más técnicos como las áreas de Seguridad, Marketing digital y Analítica web. Pese a todo, los autónomos y pymes obtienen resultados similares con menores recursos en áreas tan importantes como Posicionamiento SEO o Experiencia de usuario. Incluso en el área de Movilidad, en su adaptación a dispositivos móviles, obtienen resultados un 10% mejores que las grandes corporaciones. En el área de Comercio electrónico las microempresas y autónomos también logran resultados similares a las grandes compañías

"Hace apenas cuatro años solo el 14% de las empresas españolas vendía por internet. Hoy esta cifra se ha elevado hasta el 20%. Es la mejor prueba de que el cambio ya está en marcha y que la tendencia es imparable", manifiesta José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. "Los resultados que arroja este informe evidencian el grado de transformación que ya están experimentando las empresas españolas, pero también que, como nos sucede a los propios bancos, el camino no ha finalizado y que existen campos de mejora que pueden ayudar a incrementar los niveles de facturación de las compañías".