inicio
Regístrate al boletín      Mapa del sitio Twitter Facebook Linkedin RSS
14/03/2017
Según un estudio, el 57% de las organizaciones admite que su infraestructura tecnológica está luchando para mantenerse al día con la demanda sin precedentes que está trayendo la transformación digital.

La consultora independiente Pierre Audoin Consultants (PAC), en colaboración con Fujitsu, ha hecho públicos los resultados de un estudio realizado entre más de 500 responsables de negocio y grandes compañías de España, Finlandia, Alemania, Suecia, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido e Irlanda. Con este informe, se pretende entender cuáles son los desafíos tecnológicos clave a los que se enfrentan las empresas, a medida que emprenden transformaciones digitales.

La primera conclusión del documento es que el envejecimiento de las TI en las organizaciones está produciendo retrasos en conseguir verdaderos beneficios de la transformación digital. Tanto es así que el 57% de los encuestados admite que su infraestructura tecnológica está luchando para mantenerse al día con la demanda sin precedentes que está trayendo la transformación digital.

Esta falta de preparación identificada en el estudio muestra también que, mientras la digitalización trae muchas oportunidades, aún no es lo más importante en la agenda empresarial. De hecho, un poco más del 10% de las empresas se consideran líderes en transformación digital, y sólo el 17% lo ve como una cuestión de vida o muerte para sus negocios. Por otro lado, el 42% cree que, si bien tendrá un impacto, los desafíos económicos siguen siendo una prioridad.

Según explica Elisabeth Margarit, directora de Strategic Consulting Fujitsu en España, “la convivencia entre los sistemas antiguos y los nuevos promovidos por la transformación digital es el reto más importante al que se enfrentan las empresas, así como los cambios culturales necesarios para reorientar los negocios hacia un mercado mucho más global, dinámico y digital”, opina.

Precisamente, esas cuestiones tecnológicas y culturales ocupan un lugar destacado en la lista de los factores que retienen la transformación digital, principalmente la tecnología e infraestructuras envejecidas de las empresas, la dificultad de integrar los sistemas digitales en los sistemas tradicionales y los desafíos asociados al cambio cultural dentro de sus propias organizaciones de TI. Según los encuestados, las aplicaciones heredadas se consideran una carga, con un efecto negativo sobre la agilidad del negocio, y ésta es su mayor preocupación, seguido por el gasto en el presupuesto de tecnología que podría ser utilizada mejor para impulsar la innovación.

Sin embargo, el estudio desvela que se producirán cambios significativos en los próximos tres años. Actualmente, sólo el 20% de los encuestados ha migrado más de la mitad de sus aplicaciones a la nube, aunque es probable que este número se doble en los próximos 36 meses. Por otro lado, sólo el 6% ha implementado herramientas de productividad y colaboración totalmente integradas. Para la mayoría, aprovechar todo el potencial de estas herramientas está todavía en marcha. Eso sí, cuando desarrollen nuevas herramientas de productividad en el futuro, los encuestados planean priorizar su implementación entre equipos que trabajan con el cliente, lo que ayudará a asegurar que sus transformaciones digitales se mantengan enfocadas en sus necesidades.

Fuente: http://www.ituser.es




2017
Todos los derechos reservados

© Gestor de contenidos HagaClic