inicio
Regístrate al boletín      Mapa del sitio Twitter Facebook Linkedin RSS
15/06/2017
El evento "Industria 4.0 y Ecosistema de Innovación", organizado por el Foro de Empresas Innovadoras (FEI) ha mostrado la necesidad de que el sector industrial, uno de los más importantes de la economía española, adopte estrategias de digitalización

Luís Fernando Álvarez-Gascón director general de GMV Secure e-Solutions y vicepresidente del FEI, se refirió a la velocidad de los cambios como característica del proceso de transformación de la industria 4.0. En este sentido, manifestó que España debe esforzarse por mantener un ritmo evolutivo elevado que le permita alcanzar el nivel de bienestar social 4.0.

El concepto Industria 4.0 va más allá de una moda. Se trata de cómo la tecnología va a transformar el tejido industrial y qué efectos puede tener esta renovación tanto en las personas como en los negocios. Si quieres conocer las ventajas de la Industria 4.0 descárgate nuestra revista digital en este enlace. 

“La aspiración de llegar al máximo nivel de bienestar social requiere de una reinvención por parte del sector industrial español, asumiendo la necesidad de abordar un proceso de reindustrialización que implique una mayor aportación al PIB por parte del sector, mediante un desarrollo que no debe limitarse a las empresas del ámbito tecnológico, sino que debe llevar la revolución 4.0, incluso hasta el sector primario”, destacó Álvarez-Gascón.

Álvarez-Gascón aprovechó su participación en la jornada para reclamar al Gobierno un incremento de la inversión en I+D+i, mediante mayores aportaciones tanto públicas como privadas. A ello, aseguró, “debe acompañarle un debate sobre las políticas e instrumentos más adecuados de cara a optimizar el resultado de las inversiones que está realizando España”.

Por su parte, Juan M. Vázquez, Secretario General de Ciencia e Innovación del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, expresó su convicción de que una mayor dotación presupuestaria con destino I+D+i y un aumento de la inversión por parte de las empresas, se reflejarán en un incremento del peso del sector industrial en el PIB.

Es necesario reforzar los programas financieros destinados al fomento de la I+D+i y crear de forma simultánea las condiciones que faciliten el acceso de la empresa a la financiación: promoción y apoyo a la participación empresarial en programas e instrumentos comunitarios como H2020, y mejorar la fiscalidad de las actividades de I+D+i y de los procedimientos de gestión de las mismas, entre otras medidas”.

Durante la jornada se hizo hincapié en la necesidad de transformación y modernización del tejido industrial, con particular énfasis en la conexión entre Industria y Ciencia. “Hoy en día se habla más de I+D en nuestro país, pero no es suficiente. La innovación no ocupa el lugar que se merece en el discurso político de España y no es un objetivo prioritario para la alta política”. Por otra parte, a día de hoy “permanece una brecha que separa los mundos de la ciencia y la innovación, que desde el FEI intentamos contribuir a estrechar; es evidente nos queda trabajo por hacer”, explicó Luís Fernando Álvarez-Gascón.

En cuanto a cómo alinear la producción científica en nuestro país con las necesidades de la industria, “hay que acortar la distancia entre los ámbitos académico y empresarial. Las inversiones dedicadas a desarrollos científicos tienen que llegar de una manera más directa al mercado, para hacer así a las empresas más competitivas”.

En la jornada también se aseguró que en la actualidad el sector automoción, junto con la aeronáutica y la generación de energía, son el gran banco de pruebas de la industria 4.0. “En los próximos años, tanto instituciones como el tejido industrial, deberán trabajar mano a mano para construir la base del talento necesario para acometer esta revolución”.

Fuente: http://www.ituser.es  




2017
Todos los derechos reservados

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic