Bruselas abre una consulta sobre el futuro servicio universal en la era digital
03/03/2010
La Comisión Europea ha abierto una consulta pública sobre cuál sería el mejor planteamiento para velar por que los servicios básicos de telecomunicaciones estén al alcance de todos los ciudadanos de la UE. Las normas vigentes de la UE sobre las obligaciones de servicio universal en materia de telecomunicaciones remontan a 2002 y garantizan el acceso de los europeos a las redes telefónicas públicas y a servicios como Internet básico.

Fuente: http://euroalert.net  Fecha: 3.03.2010

La Comisión está estudiando si resulta necesario actualizar las normas elaboradas hace diez años y que velan por que los habitantes de las zonas rurales y periféricas o con rentas bajas disfruten de un acceso asequible a la telefonía y a Internet.

Las normas vigentes garantizan que los ciudadanos de la UE pueden conectarse con la red pública y utilizar los servicios públicos de telefonía para hacer llamadas telefónicas, enviar faxes o conectarse a Internet. Garantizan asimismo la disponibilidad de servicios de guía telefónica y consultas sobre la misma, teléfonos públicos de pago y ayuda especial para las personas con discapacidades.

En la consulta pública, a la que puede accederse desde la página web de Sociedad de la Información de la Comisión Europea, Bruselas recaba opiniones acerca de los temas fundamentales siguientes:

Concepto básico de servicio universal: La noción actual de servicio universal se pensó considerando los servicios tradicionales de telecomunicaciones basados en la comunicación vocal, pero ¿sigue siendo válido este planteamiento en el dinámico entorno digital de hoy en día?
Banda ancha: Una amplia cobertura de banda ancha es crucial para estimular el crecimiento y el empleo en Europa. Sin embargo, el 23 % de los habitantes de las zonas rurales no tienen acceso a las redes de banda ancha fijas.
Flexibilidad nacional y planteamiento coordinado de la UE: La evolución de los mercados de telecomunicaciones, la oferta de banda ancha, su adopción por los consumidores y las medidas de los Gobiernos para hacer frente a la llamada "brecha digital" pueden variar considerablemente de un país a otro.
Financiación: ¿Cómo se debería financiar el servicio universal en el futuro?
La Comisión también organizará un taller público el 30 de marzo de 2010, en Bruselas, para que las partes interesadas del sector, los expertos en esta política y otros interesados puedan cambiar impresiones. La consulta concluirá el 7 de mayo de 2010 y la Comisión informará de sus resultados en una comunicación, a la que podrán suceder propuestas legislativas antes de terminar 2010, si procede.

Antecedentes
La liberalización del sector de las telecomunicaciones a finales de la década de 1990 se complementó con unas normas de servicio universales encaminadas a servir de red de seguridad allí donde el mercado no prestara los servicios básicos por sí solo. El objetivo era prevenir la marginación social al garantizar un acceso asequible a los servicios básicos y esenciales de telecomunicaciones a los habitantes de las zonas rurales y periféricas o a los hogares de rentas bajas.

Las normas vigentes de la UE (conforme a la Directiva de servicio universal de 2002) disponen que los Estados miembros velen por que los ciudadanos puedan conectarse a la red telefónica pública en una ubicación fija y acceder a los servicios telefónicos públicos para efectuar comunicaciones de voz y de datos con un acceso funcional a Internet. La Directiva exige también a los Estados miembros garantizar que los consumidores tengan acceso a servicios de guía telefónica y consultas sobre la misma, teléfonos públicos de pago y medidas especiales en caso de discapacidad.

La consulta sucede a la Declaración de la Comisión Europea al Parlamento Europeo sobre el servicio universal durante la negociación del conjunto de medidas en materia de telecomunicaciones en 2009 y la segunda revisión del alcance del servicio universal en 2008.