Bruselas quiere modificar la directiva de la fiscalidad del ahorro para combatir la evasión de impuestos
14/11/2008
La Comisión Europea ha presentado una propuesta de modificación de la directiva, vigente desde 2005, que regula los impuestos sobre los ahorros. El objetivo es cubrir las lagunas de la normativa, que han facilitado la evasión fiscal. Para ello, aboga por que extender su campo de aplicación a los productos financieros innovadores y a todos los fondos de inversión, entre otras medidas.

 www.aquieuropa.com

La directiva del ahorro, en su redacción actual, obliga desde 2005 a los organismos pagadores, como los bancos, a que declaren los intereses percibidos por los contribuyentes residentes en otros Estados miembros, o a que recauden un impuesto sobre el interés recibido. Con ello se pretende fomentar el intercambio automático de información entre los países de la UE con el fin de que puedan aplicar sus disposiciones fiscales al pago de intereses que las personas físicas establecidas en su territorio reciben de cuentas y depósitos en entidades localizadas en otros Estados miembros.
Según la Comisión, aunque esta normativa ha funcionado bien, resulta relativamente fácil para las personas físicas burlarla, recurriendo a fundaciones y otras construcciones jurídicas cuyos beneficios no se fiscalizan.
Para acabar con estas disfunciones, el Ejecutivo comunitario apuesta por que los agentes de pago establecidos en la Unión Europea (pero que actúan en representación de ciertas estructuras intermedias localizadas en terceros países, y que saben que el beneficiario del pago de intereses de estas sociedades interpuestas es una persona física que reside en la UE) apliquen las disposiciones de la directiva -es decir, el intercambio de información o el cobro de impuestos- en el momento del pago a la estructura intermedia, como si el pago fuera a efectuarse directamente a la persona física concernida. Esto pretende evitar que los ciudadanos evadan los impuestos recurriendo a entidades establecidas fuera del territorio comunitario.
En lo que respecta al pago de intereses a ciertas estructuras intermedias establecidas en la UE, como algunas fundaciones con fines no caritativos, éstas deberán aplicar las disposiciones de la directiva cuando reciban el pago de intereses.
Cubrir más productos
La utilización de instrumentos financieros innovadores en lugar de una cuenta de ahorro clásica ha permitido igualmente burlar la directiva. Por ello, Bruselas propone que se extienda a productos de inversión novedosos, como bonos, y a algunos contratos de seguros de vida.
Por otra parte, la Comisión quiere garantizar que todos los fondos de inversión gocen del mismo trato, independientemente de su forma jurídica. Por ello, se impondrán impuestos a los beneficios procedentes de estos fondos y percibidos por personas físicas residentes en la UE.
Lászlo Kovács, comisario europeo de Fiscalidad y Unión Aduanera, ha afirmado hoy en rueda de prensa que la evasión de impuestos es "especialmente dañina en épocas de crisis", como la actual. Por ello, considera que la revisión de la directiva es necesaria.
La propuesta de la Comisión deberá ser aprobada de forma unánime por el Consejo antes de entrar en vigor