La CE propone endurecer el control para evitar crisis como la griega
12/05/2010
La Comisión Europea propondrá hoy nuevos controles presupuestarios y económicos para evitar que se repita el caso de Grecia.

Fuente:  http://www.cincodias.com  Fecha: 12.05.2010

En el punto de mira, los países con más deuda (Italia, Bélgica, Portugal o Francia) y los que acusan desequilibrios macroeconómicos como España.

El plan también incluye el establecimiento de un mecanismo de rescate permanente para la zona euro.
La reforma, que será presentada hoy en Bruselas por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, pretende reforzar el "brazo preventivo del Pacto de Estabilidad" para intentar evitar que los socios comunitarios acumulen desequilibrios como los que ha revelado la actual crisis.

El plan amplía el ámbito de vigilancia (para incluir deuda y desequilibrios macroeconómicos como el paro o el déficit por cuenta corriente) y reclama a los países la remisión a Bruselas de los presupuestos nacionales antes de que lo discutan los respectivos Parlamentos. Además, propone utilizar el presupuesto comunitario para recompensar a los países cuya política económica evite esos desequilibrios.

Pero, por si todo falla, la CE plantea también, por primera vez, el establecimiento de un mecanismo permanente de rescate basado en préstamos directos de la UE, no en garantías nacionales como el aprobado la madrugada del pasado lunes para los próximos tres años. Países como Alemania u Holanda temen que esa línea de socorro permanente fomente la irresponsabilidad fiscal dentro de la zona euro. Pero la propuesta de la CE, a la que ha tenido acceso CincoDías, asegura que ese riesgo puede evitarse fijando estrictas condiciones para recurrir a los préstamos. Y recuerda que en el caso de los 11 países que mantienen su propia divisa, ya se ha utilizado la fórmula (en Letonia, Hungría y Rumanía) con un fondo de 50.000 millones de euros.

La iniciativa de Rehn también deja claro que el nuevo mecanismo sólo sería el complemento de un nuevo marco de vigilancia reforzada sobre la conducta presupuestaria y económica de los socios comunitarios. "Los procedimientos de vigilancia aplicados hasta ahora no han sido suficientemente exhaustivos", señala el documento de la CE., titulado Comunicación sobre reforzamiento de la coordinación de la política económica.

Durante la primera década del euro, Bruselas se ha limitado a una verificación casi mecánica de los datos de déficit público y a abrir un procedimiento disciplinario cada vez que superaba el límite del 3% del PIB.

La CE quiere ahora estrechar la vigilancia tanto en la fase previa de la preparación de los presupuestos como en su posterior aplicación. Para el primer objetivo, propone el establecimiento de un "semestre europeo", para que, durante la primera mitad del año, cada país someta a examen del resto y de la CE sus futuras líneas presupuestarias.

Alemania ya ha expresado su reticencia a esa aparente invasión en las prerrogativas de los parlamentos nacionales.

Sanciones

La reforma dota de "más dientes" al Pacto para obligar a los países a cumplir lo acordado durante ese semestre europeo. Las sanciones, que en el Pacto sólo están previstas al final de un largo procedimiento (de hecho, nunca se han aplicado), en el futuro podrían activarse tan pronto como un país llevase a cabo "políticas fiscales inadecuadas" o que no sanee sus cuentas durante los periodos de bonanza. Las sanciones también podrán acelerarse, según la propuesta, par los países reincidentes.

Berlín recorta gastos a pesar de su déficit del 3,3%
Alemania se sumará a los planes de consolidación fiscal de la Unión Europea, a pesar de ser uno de los pocos socios con margen de maniobra fiscal para mantener los estímulos al crecimiento.

La canciller alemana, Angela Merkel, anunciará en los próximos días las nuevas medidas de ahorro, según indicaron miembros de su partido (CDU, conservador), tras reunirse con ella. Merkel ya anunció el lunes, tras el batacazo electoral de su partido y de los liberales el día anterior en las elecciones regionales de Renania del Norte - Westfalia, que en 2011 y 2012 la prioridad será la consolidación presupuestaria. Los resultados en ese Estado han privado a la coalición gubernamental de Merkel de la mayoría en el Senado, lo que también obliga al Gobierno a renunciar a los recortes de impuestos prometidos por los liberales durante la campaña electoral de 2009.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, durante una entrevista con CincoDías y el diario alemán Handelsblatt, pedía anteayer que "los países que tienen margen de maniobra fiscal la utilicen para mantener un estímulo fiscal que redunde en beneficio de todos". Y añadía que "Alemania es uno de esos países". Berlín cerró el año pasado con un déficit del 3,3%, y para este año prevé el 5%.

Rehn alertó del riesgo de que la falta de demanda interna en países como Alemania condene al conjunto de la zona euro "a una ralentización del crecimiento". Bruselas, en cambio, considera que otras grandes economías, como Francia (7,5% de déficit) o Italia (115,8% de deuda) sí que deben comenzar a sanear sus cuentas. En el caso de Francia, el comisario "toma nota" d de la decisión del Gobierno de Nicolas Sarkozy de congelar el gasto durante los próximos años. Y de Italia, aunque no tiene un problema grave de déficit (5,3%), porque no adoptó planes de estímulo, considera que debería acelerar el proceso de reducción de la deuda pública.


La cifra
20 de los 27 países de la UE, incluida España, incumplen en estos momentos el límite de déficit público (3% del PIB) previsto en el Pacto de Estabilidad.