La CE publica estrategia para favorecer la tecnología energética e innovación
08/05/2013
La Comisión Europea (CE) publicó hoy una estrategia para favorecer la tecnología energética y la innovación en este campo, con el objetivo de que la Unión Europea (UE) cuente con un sector "de primera categoría" para 2020 y en adelante.

Fuente:  www.abc.es

La comunicación -documento no legislativo- subraya la necesidad de que se impulse la innovación en tecnologías energéticas como aquellas que emiten poco dióxido de carbono (CO2), "para reducir los costes rápidamente y acelerar la introducción de nuevas tecnologías en el mercado", indicó en un comunicado.

Para ello, el Ejecutivo europeo propone medidas como que se desarrolle un plan de trabajo integrado -un "roadmap"- para el conjunto del sistema energético o que se adopten iniciativas que afecten a todos los procesos en los que se puede aportar innovación.

En este sentido, la CE recalcó la importancia del Plan Estratégico Europeo de Tecnologías Energéticas (el conocido como SET-Plan), que trata de potenciar el desarrollo de las energías renovables y reducir la dependencia de la Unión Europea de las importaciones de combustibles fósiles.

El SET fija como prioridades el desarrollo de tecnologías energéticas como la captura y el almacenamiento de CO2, la bioenergía, la energía solar y eólica, el suministro eléctrico inteligente o la fisión sostenible.

La Comisión Europea planteó también que se diseñen Planes de Acción específicos para el desarrollo de las tecnologías energéticas junto con los Estados miembros, y destacó el papel que puede jugar Bruselas a favor de la innovación del sector.

"La contribución de la UE es centrarse en los esfuerzos a larga escala que van más allá de lo que los Estados miembros pueden conseguir de manera individual o bilateralmente, promoviendo la innovación a través de la regulación y la financiación".

"Esto debe hacerse explotando las sinérgicas entre los sectores económicos, como la energía, el transporte, la agricultura o las TIC", añadió.

Bruselas apostó por que los "esfuerzos clave" se lleven a cabo de manera igual tanto por parte del sector privado como por los Estados miembros a nivel de financiación, y recalcó que la puesta en marcha de las acciones que se adopten tiene que basarse cada vez más en colaboraciones "que permitan (que los esfuerzos tengan) la escala y el alcance necesarios".