La Comisión actúa para vigilar mejor los conglomerados financieros
17/08/2010
La Comisión Europea ha propuesto modificar las actuales normas europeas sobre la supervisión de conglomerados financieros, siguiendo su labor de crear un sistema financiero más seguro y más sólido y evitar una futura crisis.

Fuente: http://euroalert.net  Fecha: 17.08.2010

La Comisión ha dotado a los supervisores financieros con nuevas herramientas para supervisar mejor los conglomerados financieros, ya que son un elemento clave dentro de la economía de un país.

Los conglomerados financieros son grupos financieros que suelen estar activos en más de un país y operan tanto en las empresas de seguros como en los negocios bancarios. Generalmente son de gran importancia para nuestra economía. El hecho de que los conglomerados financieros pueden afectar nuestra economía quedó en evidencia durante la crisis financiera de 2008. Además, para hacer frente a la crisis, la Comisión aprobó medidas entre octubre de 2008 y febrero de 2009, como los documentos de orientación: la Comunicación sobre entidades bancarias de 13 de octubre de 2008 , la Comunicación sobre medidas de recapitalización de 5 de diciembre de 2008 y la Comunicación sobre activos deteriorados de 25 de febrero de 2009.

Aprovechando las lecciones de la crisis financiera, la Comisión propone dotar a los supervisores financieros nacionales con nuevos poderes para vigilar mejor las entidades matrices de los conglomerados, tales como las sociedades de cartera. Esto permitirá a los supervisores aplicar la supervisión bancaria, la supervisión de seguros y la supervisión adicional al mismo tiempo, remediando, de ese modo, los vacíos legales no intencionadas identificados en el contexto de la crisis financiera.

Actualmente, los conglomerados son supervisados principalmente a nivel nacional. Cada entidad jurídica única que quiere operar en el sector bancario en un Estado miembro de la UE necesita la autorización del supervisor financiero nacional y debe cumplir con la regulación bancaria correspondiente. Lo mismo ocurre con las entidades jurídicas que quieran operar en el sector de los seguros: las entidades han de ser autorizadas como compañías de seguros y cumplir con la regulación pertinente de los seguros.

De esta manera, los supervisores deben ser capaces de obtener mejor información de un conglomerado financiero antes de que empiece a tener problemas y estar mejor preparados para intervenir. La propuesta pasa ahora a los Estados miembros y al Parlamento Europeo para su consideración.