La Comisión consulta cómo la firma e identificación electrónicas pueden apoyar el mercado único digital
18/02/2011
La Comisión Europea desea mejorar la escasa confianza que en estos momentos tienen los consumidores y las empresas acerca de las transacciones en línea. Para ello, ha abierto una consulta pública en la que cuestiona sobre el modo en el que la firma electrónica y la identificación y autenticación electrónicas pueden contribuir a vencer estas reticencias mejorando el modo de comprobar la identidad y la firma en estas transacciones. Las partes interesadas podrán enviar sus opiniones a la Comisión hasta el 15 de abril de 2011.

Fuente:  http://euroalert.net  Fecha: 18.02.2011

La Comisión considera que la firma electrónica y la identificación y autenticación electrónicas pueden ser herramientas útiles para que tanto los usuarios como los proveedores puedan confiar en unos servicios en línea seguros, fiables y fáciles de usar, pero éstas deben funcionar en todos los Estados miembros para ser eficaces. Con el objeto de recabar las opiniones de las partes interesadas, la Comisión ha abierto una consulta pública sobre identificación, autorización y firma electrónicas, cuyos resultados serán utilizados en la revisión de la Directiva sobre la firma electrónica vigente y en la preparación de una iniciativa prevista de reconocimiento recíproco de la identificación y la autenticación electrónicas.

Esta consulta y las modificaciones legislativas a las que se refiere están de hecho en línea con los objetivos contemplados por la Agenda Digital para Europa con la que se pretende impulsar el comercio y el negocio electrónicos y facilitar la tramitación administrativa en línea en el mercado único.

Principales aspectos de la consulta sobre identificación, autorización y firma electrónicas
Expectativas de los ciudadanos y empresas en relación con la normativa de la UE sobre la firma, la identificación y la autenticación electrónicas: su utilidad general, necesidades empresariales concretas, beneficios socioeconómicos, ámbitos de aplicación, posibles nuevos servicios de creación de confianza, el uso móvil y el reconocimiento jurídico del consentimiento electrónico al pulsar “Acepto”.
Opiniones del sector de las TIC sobre la manera en que se puede adaptar la firma electrónica para hacer frente a los desafíos futuros que entraña el progreso tecnológico: obstáculos existentes, requisitos de seguridad, posible clasificación de los niveles de seguridad y expectativas de normalización.
Principios comunes que debería orientar el reconocimiento recíproco de la identificación y la autenticación electrónicas en Europa, así como consideraciones sobre las economías de escala gracias a la autorización de sistemas nacionales de identificación electrónica en beneficio de los usuarios por encima de las fronteras y los usos intersectoriales en los sectores público y privado.
Posible aportación de la investigación y la innovación a la creación de nuevos sistemas de identificación y firma electrónicas como alternativa a la infraestructura de claves públicas (PKI) que se utiliza actualmente para facilitar la gestión de las firmas y las tarjetas de identidad electrónicas.
La consulta que estará abierta hasta el 15 de abril, está dirigida tanto a usuarios, como empresas, autoridades, entidades financieras, y en definitiva cualquiera que desee dar su opinión sobre cómo la firma, la identificación y la autenticación electrónicas pueden contribuir a crear el mercado único digital europeo y sobre posibles medidas para sentar las mejores condiciones para estimular su progreso.