La Comisión Europea busca la adopción masiva de la e-factura
28/04/2010
Promover la adopción masiva de la factura electrónica en toda Europa.

Fuente:  www.cibersur.com   Fecha:  28.04.2010

Este es el objetivo final de un informe elaborado por expertos de la Comisión Europea que fue presentado en la Conferencia sobre Factura Electrónica organizada por la Presidencia Española de la UE e inaugurada por el secretario de Estado español de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros.

 Dicho informe recomienda a los Estados miembros centrarse en las necesidades específicas de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), armonizar el marco regulatorio europeo y adoptar un estándar de contenidos y modelos de datos de factura.

Según el estudio, la factura electrónica tiene un gran potencial que ya está siendo aprovechado por algunas empresas y el sector público, si bien existen todavía barreras que impiden una adopción más amplia, como es el caso de las pequeñas empresas o cuando se trata de la facturación intraeuropea.

Por ello, y para alcanzar el marco europeo propuesto, los expertos incluyen en el informe recomendaciones como enfocarse en las necesidades de negocio específicas de las pymes, ofreciéndoles soluciones de factura electrónica fáciles de usar y con una reducción de los tiempos de proceso de las facturas y de los costes de gestión.

Asimismo, la armonización del marco regulatorio aplicable a la factura electrónica en Europa, partiendo de la premisa de dar un tratamiento equivalente a la factura en papel y a la factura electrónica. También la creación de un contexto de uso de la factura electrónica que permita conseguir el máximo de interoperabilidad.

Piden la adopción de un estándar común de contenidos y modelos de datos de factura, indentificar organizaciones a nivel nacional y europeo que lideren el impulso de la factura electrónica y la definición de un plan de comunicación efectivo que ponga adecuadamente en valor los beneficios de su adopción.

Sobre este último punto, los expertos destacan que la factura electrónica mejora la competitividad, ahorra costes, mejora el “cash –flow”, impulsa el desarrollo del mercado único y beneficia al Medio Ambiente.