La Comisión Europea pone en el punto de mira la regulación de la banda ancha propuesta por España
Asegura que los operadores no podrán competir con Telefónica

www.aquieuropa.com  14.11.08

La Comisión Europea ha expresado que tiene "serias dudas" sobre el proyecto de acceso a la banda ancha propuesto por el regulador español de telecomunicaciones, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Según Bruselas, su puesta en marcha "no permitiría la competencia leal de otros operadores con Telefónica", por lo que "va en contra de la legislación de la UE". La Comisión se pronunciará de forma definitiva antes del 13 de enero de 2009. 

Neelie Kroes, comisaria europea de Competencia, ha asegurado que si se aplica la propuesta de la CMT, "los demás operadores no podrán competir eficazmente con Telefónica". De esta forma, "el mercado de banda ancha no será competitivo y el consumidor español se verá afectado", ha lamentado.
Viviane Reding, su homóloga de Telecomunicaciones, ha ido más allá y ha asegurado que los consumidores españoles "tendrán que hacer frente a unos precios más elevados a largo plazo y tendrán menos capacidad de elección debido a unos incentivos de inversión poco eficaces".
Según el Ejecutivo comunitario, las principales regiones españolas afectadas serán las que están más pobladas.
La propuesta de la CMT permite a los operadores acceder a la infraestructura o a los conductos, tanto si los cables son de cobre heredado como de fibra. Sin embargo, restringe el acceso a los servicios que ofrecen una velocidad mayor de 30 Mb/s.
La Comisión Europea ha rechazado este punto. "No podemos aceptar unas `vacaciones normativas´ a partir de 30 Mb por segundo", ha declarado Reding.
Además, la CMT propone reducir la regulación en las áreas donde los operadores alternativos ya han desplegado su propia infraestructura y desarrollado la competencia en banda ancha.
La Comisión comunicó a la CMT su preocupación sobre esta propuesta el 13 de noviembre, señalando que "no hay pruebas suficientes" de que las velocidades superiores a 30Mb/s no están excluidas.
Para la Comisión, si la regulación es insuficiente en relación con los servicios mayoristas de acceso a la banda ancha de Telefónica, "los operadores alternativos no podrán competir con esta compañía". Este punto es relevante ya que actualmente Telefónica está desplegando la infraestructura de fibra a gran escala, y de salir adelante la propuesta de la CMT, la Comisión advierte de que los demás operadores tardarán más tiempo en desplegar su propia infraestructura de fibra.
La Comisión solicitará y evaluará nuevas aclaraciones sobre el mercado en los próximos dos meses y pedirá datos a la CMT y a los demás operadores.
Según la normativa de la UE, los reguladores nacionales deben notificar sus propuestas regulatorias a la Comisión y a las demás Autoridades Nacionales de Reglamentación (ANR). Tras una investigación, la Comisión puede obligar al regulador a retirar la medida propuesta si estima que es incompatible con la legislación de la UE.