Dos informes aprobados por los eurodiputados sobre la gobernanza económica exigen medidas orientadas al crecimiento
14/06/2012
El Parlamento Europeo ha aprobado el conocido como “two pack” sobre gobernanza económica en el que reclama a la Comisión Europea que presente una hoja de ruta para la creación de eurobonos y un instrumento de crecimiento para movilizar aproximadamente un 1% del PIB de la UE. Además, los dos informes aprobados recalcan la necesidad de asegurar que los controles fiscales no dañen el crecimiento. El voto positivo señala el comienzo de las negociaciones con el Consejo con el objetivo de lograr un acuerdo en primera lectura.

Fuente:  http://euroalert.net

El Parlamento Europeo ha adoptado en sesión plenaria dos informes, los que conforman el conocido como “two pack” en los que los eurodiputados consideran que las medidas de gobierno económico europeo se tienen que orientar hacia el crecimiento. En mayo de 2012, los eurodiputados consideraron que aún no podían entrar en negociaciones con el Consejo sobre este tema. Ahora también consideran que los recortes presupuestarios no deben limitar la inversión en sanidad y educación. En uno de los informes se pide que la Comisión Europea publique análisis económicos por cada país más amplios que hasta ahora con el fin de evitar que los recortes presupuestarios se lleven a cabo a costa de eliminar todo tipo de inversiones que potencialmente puedan fomentar el crecimiento.

En cuanto a las soluciones inmediatas para reducir la deuda, los eurodiputados proponen la creación de un fondo europeo de rescate para toda aquella deuda que sobrepase el 60% del PIB de un país (en este momento esta cantidad se sitúa cerca de los 2,3 billones de euros). Esta parte de la deuda se pagaría a 25 años a intereses menores que los del mercado. Como una solución a largo plazo, un mes después de la entrada en vigor el paquete, la Comisión deberá presentar una hoja de ruta para la creación de los eurobonos y un instrumento de crecimiento para movilizar aproximadamente un 1% del PIB de la UE, es decir, unos 100.000 millones de euros, en inversiones en infraestructuras durante los próximos diez años. Además el Parlamento Europeo exige más control de los Estados miembros y del propio Parlamento sobre la Comisión Europea en lo que se refiere a su derecho a vetar los presupuestos nacionales. Con este fin, el Consejo y la Eurocámara renovarán cada tres años estos poderes adicionales y podrán revocarlos si lo estiman oportuno, según los textos aprobados.

Por otra parte, el informe sobre la situación de los países con problemas otorga al Ejecutivo comunitario más poderes que los establecidos inicialmente en su propuesta, especialmente para utilizar la norma de "la mayoría cualificada inversa" en las votaciones del Consejo. Esta norma se aplicaría, por ejemplo, cuando la Comisión propusiera a un país medidas correctivas o un plan de reducción del déficit, de modo que estas decisiones se considerarían adoptadas salvo si el Consejo las rechazara por completo. A su vez, los eurodiputados quieren que la Comisión tenga más poderes para otorgar protección legal a un Estado miembro al borde de la quiebra, con el fin de dar claridad, estabilidad y previsibilidad a para encarar los problemas.