Europa busca mayor regulación bancaria
19/06/2009
Líderes de la Unión Europea se reunirán para debatir nuevas normas de supervisión financiera; sus propuestas incluyen la creación de tres organismos reguladores y un consejo de riesgo.

Fuente: http://www.cnnexpansion.com   Fecha: 19.06.2009

Los líderes de la Unión Europea (UE) aprobarán nuevas normas para endurecer la supervisión bancaria en una cumbre de dos días que comienza el jueves y que pretende demostrar que el bloque tiene la crisis económica bajo control.

Los líderes respaldarán la candidatura del conservador José Manuel Durao Barroso para un segundo mandato de cinco años como presidente de la Comisión Europea, proporcionando cierta continuidad en tiempos difíciles.

También se prevé que acuerden garantías legales para ayudar a convencer a los votantes irlandeses de que respalden el tratado de Lisboa, que reforma la toma de decisiones en la UE tras su ampliación a 27 estados miembros.

La cumbre se produce tras unas elecciones al Parlamento Europeo en las que hubo una abstención récord, algo atribuido en parte al desencanto con la desigual respuesta de la Unión a una crisis que ha costado empleos y causado protestas callejeras en la región.

"Creo que en tiempos de crisis necesitamos más que nunca una Unión Europea fuerte y una Comisión Europea fuerte", escribió Barroso a los líderes del bloque, que el jueves por la noche lo entrevistarán durante la cena por el nuevo mandato al que aspira.

"Este es, más que nunca, el momento para la acción. El mundo no esperará a Europa", dijo Barroso en una carta defendiendo su candidatura en la que fija sus principales objetivos si es reelegido.

La UE ha lanzado medidas de estímulo que dice que costarán hasta el 4% de su producción total, y ahora quiere reforzar un sistema de supervisión financiera que no consiguió proteger a Europa de una crisis que surgió a raíz de unos préstamos hipotecarios de dudoso cobro en Estados Unidos.

Los líderes estuvieron de acuerdo en la necesidad de endurecer la normativa, pero a Londres le preocupa que el anteproyecto que se está discutiendo pueda invadir la competencia de sus reguladores nacionales y controlar el sector de los servicios financieros, algo crucial para la economía británica.

Sin embargo, después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, desvelara el miércoles lo que calificó de la mayor reforma de la supervisión financiera estadounidense desde 1930, los socios europeos de Reino Unido confían en que Londres no tendrá más remedio que sumarse.

Las propuestas de la UE implican crear tres organismos paneuropeos el próximo año para garantizar que los países introducen nuevas normas sobre supervisión, y un nuevo Consejo de Riesgo Sistémico Europeo que vigilaría los preámbulos de los riesgos a la estabilidad.

Los líderes de la UE también intentarán ayudar al bloque a salir del limbo institucional en el que cayó hace cuatro años cuando los votantes franceses y holandeses rechazaron una constitución europea diseñada para dar al bloque una mayor influencia en los asuntos internacionales.

Se prevé que el Gobierno irlandés reciba garantías legales para ayudar a superar las dudas que llevaron a los votantes irlandeses el año pasado a rechazar el tratado de Lisboa que sustituyó a la constitución y debe ser ratificado por todos los estados de la UE para entrar en vigor.