El organismo regulador de las telecomunicaciones en la UE comienza a funcionar
29/01/2010
Los reguladores de las telecomunicaciones de sus 27 Estados miembros se reunirán por vez primera en Bruselas en calidad de miembros del nuevo Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE).Asistido por una oficina integrada por personal especializado, el nuevo organismo regulador contribuirá, en particular, a garantizar la competencia leal en el mercado único de las telecomunicaciones. En 2008, los ingresos de este sector en Europa ascendieron a 351 000 millones de euros.

Fuente:  http://euroalert.net  Fecha: 29.01.2010

La creación del nuevo regulador europeo de las telecomunicaciones, ORECE, es consecuencia de la adopción por el Consejo y el Parlamento de la nueva normativa sobre telecomunicaciones en diciembre de 2009. El ORECE desempeñará un papel esencial en el fortalecimiento del mercado único de las telecomunicaciones y en la coherencia de la reglamentación en toda Europa.

El nuevo organismo emitirá importantes dictámenes sobre el funcionamiento del mercado de las telecomunicaciones de la UE. Asimismo, el ORECE asesorará, apoyará y complementará los trabajos independientes de los reguladores nacionales de las telecomunicaciones, especialmente en lo que se refiere a las decisiones reguladoras que afecten a aspectos transfronterizos.

El ORECE está integrado por los responsables de los 27 reguladores nacionales de las telecomunicaciones, asistidos por una oficina que prestará el apoyo profesional y administrativo necesario para su trabajo. La mayor parte de las decisiones se adoptarán por mayoría de dos tercios, y por mayoría simple cuando se trate de dictámenes en el contexto del análisis efectuado por la Comisión Europea de las medidas que le notifiquen los reguladores nacionales.

El ORECE sustituye al "Grupo de Entidades Reguladoras Europeas", agrupación poco estructurada de los reguladores nacionales que solo podía funcionar por consenso y no estaba integrada en el proceso regulador de la UE.

Todavía está por decidir cuál será la sede definitiva de la oficina del ORECE, un punto que exigirá un acuerdo entre los gobiernos de los 27 Estados miembros. Hasta ese momento, tendrá su sede provisional en Bruselas.

Tras la reciente reforma de las telecomunicaciones en la UE, 500 millones de ciudadanos pueden beneficiarse ahora de mayores posibilidades de elección gracias a una competencia reforzada en los mercados europeos de las telecomunicaciones, con mejor cobertura a través de conexiones rápidas de banda ancha a Internet, así como de una protección más rigurosa de su derecho a la intimidad en las telecomunicaciones.

A pesar del comienzo de la actividad del ORECE, nuevo regulador de las telecomunicaciones, ORECE, la plena incorporación de la reforma de las telecomunicaciones a las legislaciones nacionales de los 27 Estados miembros de la UE tiene de plazo hasta junio de 2011.