La UE financia una herramienta de traducción eficiente
21/01/2010
Los europeos son conscientes de la importancia de la comunicación en otros idiomas además de en su lengua materna, y para ello es fundamental la disponibilidad de herramientas eficientes que logren traducciones de gran calidad entre muchos idiomas. Para lograr una herramienta fiable de este tipo se ha creado el proyecto MOLTO («Traducción plurilingüe en Internet»), financiado con más de 2,3 millones de euros procedentes del tema «Tecnologías de la información y las comunicaciones» del Séptimo Programa Marco (7PM).

Fuente:  http://cordis.europa.eu   Fecha: 21.01.2010

Los europeos son conscientes de la importancia de la comunicación en otros idiomas además de en su lengua materna, y para ello es fundamental la disponibilidad de herramientas eficientes que logren traducciones de gran calidad entre muchos idiomas. Para lograr una herramienta fiable de este tipo se ha creado el proyecto MOLTO («Traducción plurilingüe en Internet»), financiado con más de 2,3 millones de euros procedentes del tema «Tecnologías de la información y las comunicaciones» del Séptimo Programa Marco (7PM).

Los cinco socios que componen el proyecto MOLTO afirman que el programa utilizará módulos separados y variados para cada idioma. El consorcio, de cuya coordinación se encargará la Universidad de Gotemburgo (Suecia), desarrollará prototipos que abarcarán la mayoría de las 23 lenguas oficiales de la UE.

En un comunicado, la Universidad de Gotemburgo explica que el proyecto MOLTO pretende que todos los ciudadanos comunitarios puedan acceder al conocimiento albergado en Internet en igualdad de condiciones.

«Hasta ahora no se ha podido crear ninguna herramienta de traducción que abarque idiomas al completo», explicó el director del proyecto, el profesor Aarne Ranta del Departamento de Ciencia e Ingeniería Informática de la Universidad de Gotemburgo.

En Internet ya hay varias herramientas de traducción, como por ejemplo Google Translator, un programa utilizado con profusión en todo el mundo que mejora la calidad de sus traducciones con el tiempo mediante mecanismos de aprendizaje automático: el sistema recupera información para aprender de sus propios errores. Su desventaja radica en que dispone de escasas normas gramaticales explícitas.

MOLTO se propone un enfoque distinto. Los socios del proyecto desarrollarán un sistema dotado de normas gramaticales y reglas de precisión y afirman que su cobertura será amplia.

«Deseábamos trabajar con una técnica de traducción tan precisa que quienes producen textos pudieran utilizar nuestras traducciones directamente», afirmó el profesor Ranta. «Una vez lograda la precisión, hemos pasado a ampliar la cobertura, es decir, hemos empezado a añadir más idiomas a la herramienta y a la base de datos.»

El consorcio quiere desarrollar un sistema apto para diversos ámbitos de aplicación, como por ejemplo la traducción de descripciones de patentes. Todo el mundo podrá recurrir a esta tecnología innovadora para comprender estos documentos sin necesidad de dominar el idioma en el que se redactaron, afirmaron los investigadores. Otro ámbito de aplicación es la traducción de materiales para la enseñanza de las matemáticas. Los socios de MOLTO iniciarán un subproyecto dedicado a las necesidades de traducción de los matemáticos. En su lista de tareas pendientes está también la traducción de descripciones del patrimonio cultural y de piezas de museo. Los investigadores opinan que todo el mundo debería poder comprender estas descripciones independientemente de su capacidad lingüística.

«La subvención comunitaria nos permite utilizar la tecnología MOLTO para crear un sistema que pueda utilizarse para traducir contenidos en Internet», señaló el profesor Ranta.

«Nuestro objetivo es que los creadores de páginas web puedan descargarse la herramienta de forma gratuita y traducir textos a varios idiomas de forma simultánea. Aunque la tecnología necesaria ya existe, su empleo es bastante complicado a no ser que el usuario sea un científico informático», añadió.

«En resumen, la UE nos aporta financiación para que adaptemos la herramienta y ésta sea fácil de usar para una gran cantidad de usuarios.»

El proyecto MOLTO finalizará en febrero de 2013 y reúne a investigadores y socios del sector privado de Bulgaria, España, Austria, Finlandia y Suecia.