La UE ratifica los tratados de Internet de la OMPI sobre derechos de autor
15/12/2009
La Unión Europea y sus estados miembros han ratificado los tratados de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) relativos a la propiedad intelectual y a la interpretación y la ejecución de los fonogramas, conocidos como 'tratados de Internet'.

Fuente:  http://www.cibersur.com  Fecha: 15.12.2009

La Comisión Europea (CE) celebró esa ratificación y recordó en un comunicado que esos tratados han sido concluidos para adaptar la legislación internacional en materia de derechos de autor a la 'realidad de Internet'.

'La UE y sus países esperan (así) dar un nuevo impulso a los trabajos de elaboración de los tratados de la OMPI, y suscitar nuevos compromisos en favor de un elevado nivel de protección de los creadores y las industrias creativas', subraya la nota.

La OMPI es la impulsora de acuerdos como el Tratado Mundial de los Derechos de Propiedad Intelectual que, en 1996, intentó establecer una acuerdo internacional para cubrir los vacíos legales nacidos con la explosión de Internet y que fomentaron el auge de la piratería.

La Comisión subrayó que tanto la UE como los estados que la componen 'participaron activamente' en esa conferencia diplomática, cuyos tratados resultantes fijaron normas sobre la distribución, el alquiler, el derecho a la comunicación a un público y el derecho a hacer disponibles en línea contenidos protegidos.

Aunque los acuerdos se hayan ratificado hoy finalmente, la UE tomó la decisión de apoyarlos en el año 2000, afirmó la Comisión.

Tras unas negociaciones, se convirtió por primera vez en 'parte contractual' en el marco de los derechos de autor, cuando hasta ese momento sólo había tenido un papel de observador en el seno de la OMPI.

Posteriormente, en 2001, la UE aprobó una directiva sobre los derechos de autor que todos los estados miembros tuvieron que trasponer a sus legislaciones nacionales.

La OMPI es una institución especializada creada por las Naciones Unidas en 1967 con sede en Ginebra, cuya misión es proteger la propiedad intelectual en el mundo gracias a la cooperación entre los diferentes países y otras organizaciones internacionales.