Jordi Sevilla anuncia la creación del Teléfono Unificado de Atención al Ciudadano, el 060
Sevilla desvela los planes para mejorar la administración electrónica
Ley de e-Administración en 2006
Jordi Sevilla: el gasto de la AGE en TIC ascendió en 2005 a 1.491 millones, un 22% más que en 2004
La Administración Electrónica en 2010. Por Rafael Chamorro. Presidente Astic
Intervención Ministro Jordi Sevilla en Senado. ¿Qué entendemos por modernización administrativa?
¿Deben venderse las administraciones públicas a través de su presencia online?
El MAP crea el Consejo Asesor para Administración Electrónica
Montilla y Sevilla firman un acuerdo para impulsar la Administración Electrónica. Ambos ministerios aportarán una financiación de 20 millones de euros.
Elecciones en Astic. Por Rafael Chamorro
Nueva web de Astic
Juan Miguel Márquez, nombrado director general de Modernización Administrativa
www.060.es Nace la Red 060 de atención al ciudadano
El Gobierno y Aragón protagonizan la primera reunión 'sin papeles'
Más expertos en el Consejo Asesor para la Administración Electrónica
Jordi Sevilla inaugura 060 en Santander
Congreso aprueba la Ley de Agencias Estatales para la mejora de los servicios públicos
Jordi Sevilla presenta los contenidos de la futura Ley de Administración Electrónica
El Gobierno abre debate público sobre la futura Ley de Administración Electrónica
Orden EHA/2593/2006 de Declaración de Bienes y Servicios de Contratación Centralizada
Seminario Internacional. Admón. al servicio de los ciudadanos: Evaluación de nuevos retos. 3-6 de octubre de 2006. Sevilla.
Ros anuncia la consulta pública la nueva Ley para el Impulso de la Sociedad de la Información
Jordi Sevilla, primer ministro español en contar con blog propio
El Gobierno reconoce que los trámites electrónicos aún no pueden imponerse
MAP. Principios de una Ley de Administración Electrónica
Función y funcionamiento de los funcionarios españoles. Madrid, 23 de octubre de 2006. Jordi Sevilla, Ministro de Administraciones Públicas.
Jordi Sevilla presenta al Consejo Asesor la nueva Ley de Administración Electrónica
Anteproyecto Ley de Administración Electrónica
INFORME. Anteproyecto Ley Acceso Electrónico Ciudadanos a las Administraciones
CONSEJO DE MINISTROS. Anteproyecto de la Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información
Ley Acceso Electrónico de los Ciudadanos a las Administraciones Públicas. Aprobado Proyecto Ley
Creada la Agencia de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios
Comunicado del Consejo Asesor de Administración Electrónica
Sevilla: Una de las apuestas fundamentales del Ejecutivo será la "neutralidad tecnológica" donde el "software libre tendrá que competir con el propietario"
Ley para el Acceso Electrónico de los Ciudadanos a las Administraciones Públicas. Intervención de Jordi Sevilla ante Congreso de los Diputados
Cerca de diez mil empleados públicos se han beneficiado del Plan Concilia en su primer año en vigor
Encuesta del CIS sobre la calidad de los servicios públicos: Los ciudadanos aprueban los servicios públicos
La ley para el acceso electrónico a las administraciones prevé obligar a la Administración a reconocer los estándares abiertos
Alcobendas avanza en la Administración Electrónica con la ayuda de Steria
Funcionario, ¿qué le pides tú a la administración electrónica?. Por Alberto Ortiz de Zárate
Ciudadano. ¿Qué le pides a la administración pública?
Jordi Sevilla inaugura el nuevo portal www.060.es con un chat con los ciudadanos
El teléfono de atención ciudadana 060 ha gestionado 700.000 consultas
Informe del MAP a Consejo Ministros sobre el impulso dado a los servicios electrónicos
Las 1001 ideas para mejorar la Administración de ProPolis y T-Systems. Votación
La imagen del funcionariado. Por Rafael Chamorro
15/11/2006
Este fin de semana en un periódico de tirada nacional, en una entrevista a Nacho Duato, se le preguntaba si no tenía miedo de convertirse en un funcionario dado que llevaba 12 años en el mismo puesto. No hay día que no ocurra algo así, se asocia la imagen del funcionario con la caverna, con gente gris, con pocas expectativas, con un trabajo monótono y una paga baja y justa. Los medios de comunicación fomentan esa imagen y anteponen la del funcionario con la de la innovación.

martes, noviembre 14, 2006

Como justamente el pasado 6 de noviembre cumplí otro trienio más en la Administración, y ya van unos cuantos, creo que tengo un argumento solido, mi propia experiencia, para desmentir el estereotipo. Y combatiendo los principales tópicos con los que se alía la imagen del funcionario:

- en primer lugar la grisura del trabajo. Quizás sea cierto para determinados trabajos de la Administración, como determinados puestos de ventanilla. Pero dichos puestos sólo son un porcentaje relativamente bajo del total de la Administración. Igualmente las Cajas de Ahorros y los Bancos tienen puestos parecidos y nadie habla en los mismos términos. Además, no es corriente que una persona que está en un puesto de ventanilla se pase toda la vida en la misma, a no ser que por pereza o mala suerte permanezca allí. Mi paso por la Administración me ha permitido hasta ahora trabajar en proyectos de vanguardia, viajar a decenas de ciudades, conocer gente muy interesante (políticos, actores, catedráticos, empresarios) y además en muchos casos decidir a que proyectos me quería dedicar. Y es enormemente gratificante trabajar en el servicio público cuando realmente consigues, con ayuda de muchos otros funcionarios y de empresas privadas trabajando en el mismo rumbo, mejorar la vida de los ciudadanos. Gracias a mi trabajo de funcionario, por ejemplo, he podido conocer de primera mano la ONU, la OCDE o la UNESCO. Trabajar en proyectos emblemáticos como la digitalización de la Biblioteca Nacional, ayudar al diseño del Portal del Turismo español o participar en maniobras de gestión de crisis de la OTAN. Dudo que muchos trabajos en la empresa privada permitan experiencias tan ricas y diversas.

- en segundo lugar la imagen del funcionario como una persona acomodada que sólo espera que pase un trienio para cobrar algo más y sin inquietud alguna, y que permanece en su puesto de trabajo hasta la jubilación. Es difícil de creer que las personas que ingresan en los Cuerpos Superiores de la Administración, normalmente gente muy preparada, y que suelen tener en el momento de entrar en la Administración menos de treinta años lo que buscan sea acomodarse y un sueldo fijo para toda la vida. Normalmente la trayectoria profesional de esos jóvenes suele ser muy dinámica. Es muy corriente, al menos en la Administración General del Estado, frecuentes cambios de puestos de trabajo, y normalmente de Ministerio. Y esas personas, cuando llegan a Subdirectores lo normal es que hayan estado en varios sitios de la Administración y cuenten con una experiencia muy rica en organismos muy diferentes. Quizás mi caso haya sido extremo, pero he podido trabajar en sitios tan diferentes como el Palacio de la Moncloa, el MAP, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el INEM o la Biblioteca Nacional, sólo por citar algunos. Las funciones han sido muy variadas, y aunque normalmente relacionadas con la tecnología, también he trabajado en gabinetes de comunicación o en la pura gestión.

- el tercero es el poco rendimiento laboral del funcionario y el horario cómodo. Es cierto que existen diferencias radicales entre sitios de la Administración y que muchas personas pueden responder a dicho estereotipo. Pero normalmente el funcionario que ocupa un puesto de responsabilidad en la Administración tiene un horario muy similar al que podría tener en la empresa privada. En la AGE, a pesar del Plan Concilia, al menos en los departamentos de tecnologías, es muy habitual un horario muy superior a 40 horas semanales y con una dedicación muy intensiva. No creo que sea lo mejor pero hoy por hoy es así. Es muy habitual trabajar hasta altas horas de la tarde. En cuanto a la productividad de las personas creo que en general los funcionarios que ingresan en las Administraciones Públicas suelen tener un excelente curriculum académico, y en el caso de determinados Cuerpos como los de tecnología, también laboral. Otra cosa es la dificultad de trabajar en organizaciones burocráticas, cuya finalidad es el servicio público, no el beneficio, y por tanto es muy difícil el retorno de la inversión (ROI). Pero mi percepción es que hay tan buenos profesionales en el sector público como en el privado, al menos en España.

- y finalmente el cuarto tópico es el bajo sueldo. Es quizás el más falso de todos. Sólo es cierto para la alta dirección. Es cierto que un Ministro, Secretario de Estado, etc. están muy mal pagados. Su equivalente, que podría ser el Consejero Delegado de una multinacional, gana muchísimo más dinero. Y así, si vamos bajando en el escalafón, nos encontraremos que el problema es que no hay carrera profesional y por tanto, al llegar al máximo nivel funcionarial, el nivel 30, el funcionario encuentra su techo salarial. No es tan bajo como la gente cree, y casi con total seguridad los funcionarios hasta ese nivel ganan más dinero que sus equivalentes en la privada. El problema es precisamente la alta dirección, un funcionario puede llegar a nivel 30 a los treinta y pocos años y habrá llegado a su techo salarial y ese, es bajo, pero sólo en comparación con lo que podría llegar a ganar en la empresa privada. Pero, es un futurible. En una gran empresa española, pongamos de 3.000 personas, seguramente sólo habrá decenas que ganen más que un Subdirector de la Administración, pero a ese Subdirector le está vedado llegar a tener un sueldo similar al que podría llegar en la privada.

Por supuesto, todo lo anterior está basado en mi propia experiencia personal, y no pueden ser tomadas como verdades absolutas: hay cientos de miles de funcionarios y miles de organizaciones públicas distintas. Pero lo único que quería intentar es luchar contra los estereotipos de los funcionarios, que simplemente no son ciertos en miles de casos tanto en la AGE, como en las Comunidades Autónomas y entes locales. Existen muchos problemas en las Administraciones y tanto en este sitio como en otros se han enumerado frecuentemente (corporativismo, injerencia política excesiva, burocracia muy pesada, falta de flexibilidad, resistencia al cambio, envejecimiento de las plantillas....), pero quizás sea necesario luchar contra la estigmatización social del papel del funcionario y reflexionar sobre su función en unas Administraciones modernas del siglo XXI. También es cierto, que desgraciadamente, no es lo mismo ser funcionario del Grupo A, que del resto de grupos de la Administración o laborales, puesto que aquellos tienen en muchos casos, menos oportunidades profesionales, incluso de movilidad, que los funcionarios de Cuerpos Superiores. Para terminar y como decían los compañeros de Administraciones en Red, lo mejor es estar orgullosos del trabajo realizado, a pesar de las dificultades y de la percepción de la sociedad.

Publicado por Rafael Chamorro a las 8:30 PM

http://eadministracion.blogspot.com/2006/11/la-imagen-del-funcionariado.html

Categorías: Administraciones en Red, estereotipos, funcionarios, tópicos