Informe sobre las Ciudades del Futuro. Por Pricewaterhouse Coopers
25/01/2006
Reputación, entorno, tecnología y financiación, principales desafíos de las ciudades del futuro
• En el año 2030, el 60 por ciento de la población mundial vivirá en grandes ciudades. En la actualidad, Tokio, con 28 millones de habitantes, y Nueva York, con 20, son las dos mayores metrópolis del mundo.

• El estudio se ha realizado a partir de la opinión de 44 alcaldes y gestores de ciudades de todo el mundo, entre las que se encuentran Barcelona, Madrid, Valencia y Zaragoza.

Madrid, 17 de enero de 2006. Una fuerte imagen de marca, el cuidado del medioambiente, el uso de las tecnologías en favor de los ciudadanos y la búsqueda de capital privado son algunos de los principales desafíos a los que se enfrentan las principales ciudades del mundo. Así se desprende del informe Ciudades del Futuro, elaborado por PricewaterhouseCoopers a partir de la opinión de 44 alcaldes y gestores de ciudades de todo el mundo, entre las que se encuentran Barcelona, Madrid, Valencia y Zaragoza.

El informe refleja la fuerte competencia existente entre las principales ciudades del mundo y la necesidad de tener una fuerte reputación e imagen de marca para conseguir la mayor visibilidad y atractivo entre los ciudadanos, visitantes, empresas, estudiantes, etcétera. La calidad de vida y el cuidado del entorno aparecen como una de las principales demandas de los ciudadanos. La contaminación, en todas sus formas, es actualmente uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los gobiernos municipales en todo el planeta.

Las ciudades, más que nunca, deberán no solo asegurar las necesidades básicas de sus habitantes en materia de transporte, vivienda, abastecimiento de agua y de energía. Para tener éxito y dar el mejor servicio posible deberán aplicar las últimas tecnologías -banda ancha, redes electrónicas, etcétera-. En este sentido, la irrupción de Internet y la puesta en marcha de soluciones de gobierno electrónico en la relación de las administraciones municipales con los ciudadanos, está suponiendo un gran avance.

La constante demanda por parte de los ciudadanos de mejores servicios sin aumentar los actuales niveles impositivos, hace que una eficiente gestión de los presupuestos municipales sea crucial para el desarrollo de la ciudad. En este sentido, la colaboración del sector privado en la prestación de servicios y en la búsqueda de financiación será crítica. Además, las ciudades deberán aprovechar las oportunidades para vender a sus homólogas aquellos servicios que prestan con mayor eficiencia y comprar aquellos que consideran más necesarios.

El estudio señala que para su correcto desarrollo las ciudades del futuro deberán contar con un fuerte liderazgo. En este sentido, el papel de los alcaldes se antoja cada vez más relevante. Además, los gestores de las metrópolis deberán articular fórmulas para propiciar cada vez más la participación y la colaboración con los ciudadanos -voto electrónico, telefonía móvil- en la toma de decisiones, para evitar dos de los principales problemas de las ciudades: el individualismo y la pérdida de valores sociales.

Según el informe, en el mundo existen actualmente más de 400 ciudades con una población superior al millón de habitantes, siendo Tokio –con 28 millones- la mayor, seguida de Nueva York, con 20 millones de habitantes. Esta tendencia seguirá creciendo en las próximas décadas: en el año 2030 se espera que el 60% de la población mundial viva en grandes ciudades.

Las principales preocupaciones de los alcaldes y gestores de las ciudades son, según el estudio, los desastres naturales, el terrorismo, las epidemias, la inmigración y el envejecimiento de la población, entre otras.

Para Mari Luz Castilla, directora en el grupo de Sector Público de PricewatehouseCoopers, “las ciudades españolas tienen ante si grandes retos de cara al futuro para posicionarse internacionalmente, de cara a su competitividad y para atraer inversiones y desarrollar un tejido económico de alto valor añadido en un marco de sostenibilidad. Todo ello, en un entorno de mayor participación ciudadana y de crecientes exigencias entorno a la reputación y la imagen de marca de la ciudad".

Ciudades españolas

El informe recoge las principales prioridades para la próxima década de las ciudades españolas que han participado en el estudio –Barcelona, Madrid, Valencia y Zaragoza-.

Para Barcelona, su mayor desafío es realizar con éxito la transición de una economía industrial a un nuevo modelo de desarrollo urbano basado en la economía del conocimiento.

En este sentido, la Barcelona del 2015 pretende ser una ciudad innovadora con el establecimiento de nuevas industrias, como la audiovisual y la del diseño. Además, la ciudad ha situado entre sus prioridades la mejora de la movilidad y del transporte; el mantenimiento de unos espacios públicos de calidad y la integración de la inmigración, así como el refuerzo del sistema educativo -págs. 88 y 89-.

Madrid, por su parte, busca ser la gran capital del siglo XXI y convertirse en una ciudad sostenible desde el punto de vista medioambiental -con la recuperación del Manzanares, el soterramiento de la M-30 y la promoción del transporte público-. Pretende impulsar la cohesión social, con una mayor participación ciudadana, la recuperación del centro de la capital y de los espacios peatonales y la redistribución de la inmigración. Además, se ha marcado como objetivo en el 2015 el desarrollo de nuevas industrias -como la investigación sobre la vida- y la promoción de Madrid como el centro logístico entre Europa, América Latina y Africa; y como el centro de encuentro europeo desde el punto de vista de los negocios, las ferias y el turismo
-págs, 128 y 129-.

Para Valencia su visión es ser la ciudad de nuevo renacimiento del humanismo y de la era de la información global. Para ello ha establecido seis áreas en las que la ciudad pretende volcar todos sus esfuerzos: una metrópoli basada en la economía del conocimiento; ser el centro de operaciones y distribución del mediterráneo; convertirse
en la ciudad europea de la cultura y el desarrollo; y potenciar la independencia y la solidaridad -págs. 162 y 163-

Finalmente, Zaragoza se ha fijado como metas hasta el 2015 continuar con el crecimiento -manteniendo los actuales niveles de cohesión social y de servicios-; aumentar el peso del sector servicios en la economía; mejorar la formación de la fuerza laboral; facilitar la adaptación de los inmigrantes; completar importantes proyectos como el AVE o la Milla Digital y diferenciar a la ciudad con la organización en el 2008 de la Exposición Mundial dedicada a el Agua -págs. 170 y 171-.

Nota:

Las ciudades que ha participado en la elaboración del informe son: Amsterdam, Barcelona, Belgrado, Bergen, Berlin, Birmingham, Brisbane, Morón (Buenos Aires), Dar-es-Salaam (Tanzania), Ekurhuleni (Sudáfrica), eThewini (Sudáfrica), Frankfurt, Gothebor, La Haya, Johannesburgo, Jundiai (Brasil), Cracovia, Lieja, Londres, Luxemburgo, Madrid, Malmi, Melboune, Montreal, Managua, Nelson Mandela City, Nizhny Novogorod (Rusia), Oslo, Perth (Australia), Phoenix, Sao Paulo, Stockolm, Sydney, Toronto, Tshwane (Sudáfrica), Vancouver, Valencia, Viena, Varsovia, Yokohama, Zaragoza y Zurich.


PricewaterhouseCoopers (www.pwc.com) ofrece a las empresas y a la Administración servicios de auditoría, asesoramiento legal y fiscal (Landwell), consultoría de negocio, corporate finance y consultoría de recursos humanos especializados en cada sector. Más de 130.000 personas en 148 países aúnan sus conocimientos, experiencia y soluciones para dar confianza e incrementar el valor de sus clientes y stakeholders.
("PricewaterhouseCoopers" se refiere a la red de firmas miembros de PricewaterhouseCoopers International Limited; cada una de las cuales es una entidad legal separada e independiente.)


Otras direcciones de internet relacionadas:
  http://kc3.pwc.es/local/es/kc3/PrensaR.nsf/V1001/105F87A568B71976C12570FB00306B82/$FILE/Cities%20of%20the%20future.pdf
ENLACE PARA DESCARGA DEL ESTUDIO ( + 6 M) REGISTRADOS