El 87% de los directivos tienen como prioridad invertir en analítica avanzada
14/12/2018
Según un informe de Experian realizado por la consultora Forrester, uno de cada dos encuestados admiten que los sistemas obsoletos que han heredado y la falta de automatización y experiencia en las nuevas tecnologías frenan su actividad.

Un estudio de Experian realizado por la consultora Forrester ha mostrado cómo a lo largo de los años la empresa ha ayudado a fomentar la innovación en muchos de sus clientes. La analítica avanzada es la clave para aprovechar al máximo las grandes fuentes de datos cada vez más complejas y se convierte así en una inversión prioritaria.

Tal es así que para el 87% de los líderes empresarios encuestados se trata de la principal prioridad de inversión. En este sentido, se ha sabido gracias al informe que un 81% de los directivos afirma que la mejora de las capacidades analíticas es vital si quieren seguir ofreciendo un servicio competitivo, salvaguardando a sus clientes y a sus compañías del impacto del fraude, el riesgo y la posibilidad de no contar con los recursos necesarios para poder cumplir con las regulaciones venideras.

Sin embargo, éstos también han confesado que se suelen encontrar con varias barreras: uno de cada dos encuestados admiten que están siendo obstaculizados por sistemas obsoletos que han heredado, falta de automatización, falta de interpretación científica de los datos que obtienen y por la escasa experiencia analítica, además de no haber incorporado las últimas herramientas y tecnologías. Muchos encuentran además, las mismas restricciones de recursos, presiones presupuestarias y competitivas y limitación de tiempo para atender con éxito a sus clientes.

Además, el 85% de las empresas españolas ya han planificado o están planeando invertir en socios durante los próximos 12 meses que puedan construir, ejecutar y administrar programas analíticos ya que muchas veces no tienen acceso a las habilidades y experiencia que necesitan.

Otros desafíos

-El crecimiento en la cantidad de datos disponibles y su complejidad y variedad plantea un desafío para el 40% de las empresas.

-Mejorar la protección del cliente y reducir el fraude es una prioridad permanente para un 89% de las empresas.

-A nivel europeo, más de ocho de cada diez responsables de la toma de decisiones afirman no estar seguros de poder cumplir con las regulaciones existentes o futuras.

-Un 60 % de los directivos españoles considera que los costes totales en dar servicio a los clientes han aumentado en los últimos 12 meses y creen que seguirán subiendo.

-La mayoría de los encuestados son conscientes que se enfrentan a la presión de una mayor actividad tanto de los clientes existentes (60%) como de los nuevos clientes (48%). 

Fuente: https://www.computerworld.es