Roland Berger desafía al sector de la consultoría
09/02/2006
Roland Berger ha incorporado seis nuevos socios en España y dos más en Portugal. La consultora estratégica de alta dirección lleva quince años operando en el mercado español, pero ahora quiere relanzar sus actividades en nuestro país y reforzar el equipo con el objetivo de crear una gran consultora estratégica en la región ibérica (España, Portugal y Latinoamérica).

Úrsula Guerra

Para ello, la firma de origen alemán ha integrado otras pequeñas compañías especializadas en gestión y ha fichado a los expertos Íñigo Jodra, que trabajaba en Boston Consulting Group y fue director general de Nefinsa; Ricardo Wehrhahn, ex consultor en Booz, Allen & Hamilton; Juan Antonio Gil y Javier de Paz, que han pasado por McKinsey, AT Kearney y Diamond Cluster (DC); Gonzaga Avello, antiguo socio de DC, y Víctor M. Pérez, consultor de McKinsey y DC.

Objetivos

Además, "durante los próximos tres años, tenemos previsto contratar cincuenta personas más en esta zona", comenta Antonio Bernardo, socio director general de Roland Berger Portugal, consejero delegado para España, Portugal Italia y Brasil, y miembro del comité ejecutivo de la compañía.

Roland Berger tiene un objetivo muy definido para la zona ibérica. "Queremos, a corto plazo, convertirnos, en la primera consultora estratégica", explica Josep Ros, socio director general de Roland Berger España. La consultora también pretende incrementar un cincuenta por ciento su facturación hasta 2008. La región Ibérica ingresó 35 millones de euros en 2005. El sector de capital riesgo y las compañías a punto de fusionarse son los colectivos que más contribuyen a la facturación de Roland Berger en España, ya que son los que más demandan sus servicios.

"Para crecer, no precisamos adquirir empresas, ya que no necesitamos sus marcas; más bien, pretendemos integrar personas", comenta Bernardo. Por ello, las inversiones de Roland Berger van destinadas al proceso de selección, fichaje y formación de futuros consultores, junto al desarrollo de nuevas tecnologías. La consultora ha creado dos herramientas de benchmarking: gestión del cliente basado en valor y rediseño de la cadena de valor en servicios financieros.

Los pasos que Roland Berger ha ido dando en España han estado, en todo momento, marcados por un consejo asesor, liderado por Ángel Corcóstegui, ex consejero delegado de Santander. Este órgano se encarga de validar la dirección que debe seguir el desarrollo estratégico de la compañía.

Apuesta

¿Por qué Roland Berger ha apostado por España? Por un lado, las compañías demandan cada vez más los servicios de consultoría. "Además, se están fraguando grandes operaciones, vinculadas con el mercado portugués, latinoamericano e italiano", señala Ros. Bernardo apunta también que "cada consultor de la región ibérica factura, de media, 500.000 euros al año; mientras que el ratio del sector se sitúa en 420.000 euros anuales. Los consultores españoles son, por tanto, líderes por productividad dentro de nuestro grupo".

Roland Berger, fundada en Múnich en 1967, factura unos 530 millones de euros al año en el mundo. Los mercados más importantes para la consultora son Alemania, Francia, Japón, China y Estados Unidos.

La decisión del grupo de apostar por España y fortalecer este mercado se encuentra en línea con el pensamiento de la compañía. "Creemos que el sector vivirá una eclosión en los próximos tres años y que se consolidará. La economía europea va a seguir creciendo y, por tanto, la demanda de estos servicios también aumentará", opina Bernardo.

El consejero delegado para España apunta que "no existirán más de tres jugadores fuertes en cada mercado y dos o tres más pequeños muy especializados". Los directivos de la filial española consideran que el sector de la consultoría evolucionará y tenderá a centrarse en ayudar a ejecutar las estrategias empresariales, lo que provocará que algunas compañías pierdan cuota de mercado.

Demandantes

Bernardo señala que uno de los principales demandantes de los servicios de consultoría, a medio plazo, serán las administraciones públicas. De momento, Roland Berger trabaja con el Gobierno de Italia para impulsar la innovación tecnológica y el ahorro de costes en varias administraciones italianas. En Francia, la consultora estratégica está ayudando a modernizar algunos Ministerios.