AUDITORAS. KPMG refuerza su negocio de asesoramiento estratégico
La cuarta auditora del mercado español ficha a un grupo de nueve profesionales de PricewaterhouseCoopers para reforzar sus servicios de transacciones.

Marta Fernández. Publicado en Expansión

Su objetivo es determinar si un negocio es bueno o no cuando, por ejemplo, se va a realizar una compraventa, una opa o una fusión. Sus clientes son firmas de capital riesgo, empresas e inversores institucionales. Es decir, todas las entidades que participan en transacciones financieras. A ellas les asesora el Grupo de Estrategia de KPMG, como la firma del mercado español les denomina.

En España, el Grupo de Estrategia de KPMG nació en 2002, dentro de la línea de asesoramiento financiero (conocida como FAS, según sus siglas en inglés), con un equipo de cuatro profesionales y un socio.

La auditora quería reforzar esta línea de negocio, que en 2004 había demostrado su capacidad para crecer, con importantes incrementos de su facturación.

Traspaso de gente

KPMG decidió entonces fichar al mejor equipo que había en el mercado español, que era el de PricewaterhouseCoopers (PwC), firma que había montado esta división en 2001. Como consecuencia, desde el pasado enero un grupo de nueve profesionales que hasta entonces trabajaban en PwC se ha ido incorporando a KPMG.

Fuentes de PwC mantienen, sin embargo, que sólo seis profesionales se han marchado a la firma rival.

Tras estas incorporaciones, KPMG cuenta con un equipo de 13 profesionales, dirigido por el socio José Luis Guillén, que era el director del Grupo de Estrategia de PwC. Guillermo Padilla se ha incorporado desde PwC (donde era senior manager) como director del equipo, que tiene como senior manager a Rafael Albarrán, que lleva más de tres años en KPMG.

¿Qué hace este equipo en la práctica? En cualquier operación hay que realizar varias revisiones o due diligence para comprobar la viabilidad de la transacción desde el punto de vista financiero, legal, medioambiental y estratégico. En esta última revisión es donde trabaja este grupo de profesionales de KPMG. "El resultado de nuestro trabajo es un plan de negocio y un análisis de su viabilidad. Ayudamos al cliente a reducir la incertidumbre y a maximizar el retorno de la inversión", señala Rafael Albarrán.

Hilario Albarracín, socio del área de Asesoramiento Financiero de KPMG, explica que "este c0ncepto de estrategia no existía antes en las compras; ahora, la economía actual lo demanda y, por ello, es un mercado que tiene un gran recorrido".

En este mercado, las auditoras compiten con firmas de consultoría estratégica como Bain & Co., Arthur D. Little, Mc Kinsey y Boston Consulting Group, entre otras. Frente a estas compañías. José Luis Guillén ve una ventaja en las auditoras, "que tienen una oferta completa para el asesoramiento en transacciones y una mayor experiencia sectorial".

Situación del mercado

Reino Unido es el mercado donde estos servicios están más desarrollados. En España, el equipo actual de profesionales de KPMG han participado en un total de 100 operaciones en los últimos cuatro años.

La firma prevé crecer un 40% anual en 2006 en los servicios del Grupo de Estrategia, con el que esperan facturar más de tres millones de euros. "El mercado está tirando, está creciendo en número de transacciones y se están generando oportunidades", dice Guillén.

Planes para posicionarse en el mercado

KPMG constituyó en 2002 el Grupo de Estrategia, dentro de su división de asesoramiento financiero.

Entre enero y ahora, la firma ha incorporado a nueve profesionales procedentes de PricewaterhouseCoopers (PwC), que era la firma que tenía mayor prestigio y experiencia.

Entre estos nueve profesionales de PwC se encuentran José Luis Guillén, que era responsable del Grupo de Estrategia de PwC y que ahora se ha incorporado a KPMG como socio, y Guillermo Padilla, que será director de este grupo.

KPMG forma así un grupo de trece profesionales.

El nuevo filón de las Cuatro Grandes se llama FAS

FAS es el nombre con el que las multinacionales de auditoría decidieron bautizar hace unos años a lo que ahora se ha convertido en su gran filón de negocio: el asesoramiento financiero. FAS son las siglas en inglés de esta línea de negocio (Financial Advisory Services). Las Cuatro Grandes auditoras (Deloitte, PricewaterhouseCoopers –PwC–, Ernst & Young y KPMG) crecieron un 36% en el ejercicio 2004.

En esta atractiva cesta de servicios se incluyen servicios relacionados con fusiones y adquisiciones, emisiones de bonos, transacciones financieras y, en algunos casos, prevención del fraude. En el caso de KPMG, la firma espera crecer un 20% como mínimo en 2006 en su división de FAS, que elevó su facturación un 36% el pasado año.

La auditora tiene un equipo de 70 profesionales en este área. Por su parte, en PwC dicen que pese a la marcha de algunos de sus profesionales a KPMG, la firma "ha reforzado el área de estrategia integrando a los especialistas en este campo de tres líneas de negocio de la firma –Consultoría, Transacciones y Corporate Finance– para ofrecer un asesoramiento más completo". Su grupo de estrategia está integrado por 12 profesionales (tres de ellos socios) y prevén próximas incorporaciones.

¿Pueden llegar a generarse incompatibilidades entre la auditoría y el asesoramiento estratégico? "Cada caso se estudia y se somete a una revisión de riesgos, pero en principio este tipo de asesoramiento no tiene que presentar problemas de independencia", afirma José Luis Guillén, de KPMG. Con todo, Albarracín admite que "la decisión de muchas compañías de recurrir a otra firma, que no sea su auditora, para realizar los trabajos de asesoramiento financiero no está abriendo importantes oportunidades de negocio".