Minsait revela que los medios de pago liderarán la economía del dato
01/02/2019
La filial de Indra muestra cómo los modelos Data Driven y la economía digital cambiarán el modo de hacer transacciones en los próximos años. Las grandes tendencias que marcarán 2019 pasan por actuaciones en torno a la PSD2 y Open Banking e iniciativas en el ámbito de dinero electrónico, la “segunda vida” del pago QR, las billeteras digitales y los pagos Inmediatos. El fenómeno del comercio electrónico es imparable y España triplica la facturación desde 2012, siendo las tarjetas de pago el medio de compra por excelencia. España alcanza el record histórico de número de tarjetas en circulación, con 79,3 millones de plásticos, superando en 3 millones las cifras alcanzadas en 2008.

Los medios de pago están llamados a liderar la economía basada en el dato en los próximos años, según muestra Minsait, una compañía de Indra. “Aunque todo negocio está llamado a convertirse en una Data Driven Company (DDC), el de los pagos ha sido pionero en adoptar un enfoque basado en datos, ya sea por cumplimiento normativo, por impulso innovador o por competencia del mercado”, afirman desde Minsait.

Las nuevas regulaciones en torno al Open Banking, y en concreto la PSD2 en Europa, marcarán el camino hacia dicha transición en los próximos años. Asimismo, el informe señala dos líneas de soluciones de distinta naturaleza que marcarán 2019. Por un lado, un grupo capitaneado por el resurgir de los códigos QR y el cash-back. Por otro, un conjunto de iniciativas en torno a las billeteras digitales, pagos inmediatos, dinero electrónico y pilotos sobre identidad digital basados en Blockchain.  

Estas tendencias aportan información de valor -base de la economía digital-, que contribuirá a impulsar la transición hacia la economía del dato, un modelo de negocio que se basa en la exploración y explotación de las estructuras de datos existentes (tradicionales y nuevas) a través de tecnologías disruptivas, como Big Data o Data Science, para identificar nuevas oportunidades de generación de valor, productos y servicios, según destaca Minsait, la compañía que agrupa los negocios de consultoría en transformación digital y de tecnologías de la información dentro de Indra.

Minsait ha presentado el Informe de Tendencias de Medios de Pago 2018, que muestra las líneas futuras del mercado y la evolución en cifras de la serie histórica. El estudio ha sido realizado con la colaboración de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y ha contado con las opiniones de numerosos directivos del sector bancario y clientes bancarizados de España, Portugal y Latinoamérica. El informe está disponible en https://www.minsait.com/es/tendencias-en-medios-de-pago-2018

El estudio muestra que, en el ámbito de los medios de pago, la innovación impulsada por los nuevos agentes de la industria y la regulación han motivado a los PSP (Payment Service Provider) tradicionales a constituirse en nuevas propuestas de valor para los clientes. Si bien en algunos casos están comenzando a definir el perímetro de los datos que atesoran, en otros ya se encuentran muy avanzados en innovaciones cercanas al concepto Open Banking.

Asimismo, se confirma el “renacimiento” de los códigos QR, que, según señalan los expertos, ya están siendo utilizados de manera masiva en muchos países debido a que resuelve carencias de infraestructura y conectividad. Su aceptación es muy significativa en mercados que presentan una creciente presencia del dinero electrónico e, incluso, algunas grandes superficies están estudiando su implementación en España.  

Los cambios regulatorios llevados a cabo el pasado año 2018 impulsarán en 2019 la irrupción de nuevos actores y el desarrollo de innovadores modelos de negocio en el ámbito digital para crear valor a partir de los datos, según revela el Informe de Minsait. Es el caso de la aplicación de la nueva Directiva de Servicios de Pago o PSD2 en España, que facilitará la apertura de sistemas nacionales de pago a proveedores terceros. 

El futuro de los medios de pago también viene condicionado por la implantación de nuevas modalidades de bancos digitales en España. El informe destaca que se está intensificando la asociación de entidades bancarias con Fintech especializadas en la provisión de financiación al consumo, así como con gigantes procedentes del mercado asiático.

España ha triplicado la facturación por compras online desde 2012 

Por su parte, el crecimiento imparable del comercio electrónico en todos los países actúa también como un gran elemento dinamizador de la transformación digital, ya que llevará hacia nuevas formas de banca online y a la necesaria omnicanalidad en los pagos. Las tarjetas de crédito o débito siguen siendo el vehículo de compra por excelencia en la red.

España muestra una alta proporción de compradores online (el 98% de la población bancarizada con acceso a Internet), que casi han triplicado el volumen de facturación desde 2012. Cuatro de cada diez usuarios compran online todas las semanas, gracias a que perciben un nivel de seguridad elevado en estas transacciones. 

Asimismo, las cifras publicadas por la CNMC relativas a 2017, que contabiliza las compras realizada por Internet mediante tarjeta de crédito o débito, avalan también el crecimiento de las compras online: se registraron 514 millones de transacciones de comercio electrónico (un 30% más que en 2016), que supusieron un volumen de negocio de más de 30.000 millones de euros (un 25,7% más que en 2016).  

En España, el uso de tarjetas como medio de pago sigue creciendo, aunque presenta amplios márgenes de mejora que podrían superarse con una política diversificada de incentivos. De hecho, son el medio de pago que mayor número de transacciones genera (casi 3.500 millones en 2017, el 65,1% del total en el país), pero representan solo el 6,6% del valor de las operaciones. 

Asimismo, nuestro país confirma en 2017 un cambio de tendencia en la evolución del número de tarjetas en circulación, como reflejan los 4,8 millones de tarjetas adicionales en 2017. El total de 79,3 millones de tarjetas supera en 3 millones el récord histórico registrado en 2008.

El Informe Minsait  muestra que España es un país de débito en cuanto al uso de tarjetas. El uso del crédito apenas ha crecido un 13% desde 2012, mientras que el débito lo ha hecho en casi un 130% por cien. De hecho, el acceso a la financiación es hasta cuatro veces inferior al utilizado en otros países del estudio. 

Por otro lado, se mantiene en España la tendencia que intensifica el uso de las tarjetas como medio de pago directo en el punto de venta (POS) frente a la retirada en cajeros automáticos (ATM), aunque a ritmo muy lento. 

En conjunto, el número de operaciones de pago realizadas en España con tarjetas españolas en los POS (sin poder distinguir por la información pública, entre las modalidades de débito y crédito) aumentó considerablemente en 2017 (12,6%), una tasa de crecimiento superior y muy alejada de su equivalente de uso en ATM, que descendió un 0,7%. 

También crece el valor de las operaciones en POS, que se incrementó un 8,7% en 2017, representando el 11,9% del PIB. Con todo, el uso del parque de POS en España sigue aún infrautilizado, en comparación a países cercanos como Portugal, cuyos comercios reciben de media el doble de operaciones diarias que en España, y por casi un 150% de su valor.

Además, el valor de las operaciones de pago con tarjeta en POS ya supera de forma sistemática el valor de la retirada con tarjeta en ATM, registrando una ratio de 1,1, lo que mantiene esta tendencia por segundo año consecutivo.

Descargar informe

Acerca de Minsait

Minsait, una compañía de Indra (www.minsait.com), es una  empresa líder en consultoría de transformación digital y Tecnologías de la Información en España y Latinoamérica. Minsait presenta un alto grado de especialización y conocimiento sectorial, que complementa con su alta capacidad para integrar el mundo core con el mundo digital, su liderazgo en innovación y en transformación digital y su flexibilidad. Con ello, enfoca su oferta en propuestas de valor de alto impacto, basadas en soluciones end-to-end, con una notable segmentación, lo que le permite alcanzar impactos tangibles para sus clientes en cada industria bajo un enfoque transformacional. Sus capacidades y su liderazgo se muestran en su oferta de productos, bajo la denominación Onesait, y su oferta transversal de servicios.

Acerca de Indra

Indra (www.indracompany.com) es una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría y el socio tecnológico para las operaciones clave de los negocios de sus clientes en todo el mundo. Es un proveedor líder mundial de soluciones propias en segmentos específicos de los mercados de Transporte y Defensa, y una empresa líder en consultoría de transformación digital y Tecnologías de la Información en España y Latinoamérica a través de su filial Minsait. Su modelo de negocio está basado en una oferta integral de productos propios, con un enfoque end-to-end, de alto valor y con un elevado componente de innovación. En el ejercicio 2017, Indra tuvo unos ingresos de 3.011 millones de euros, 40.000 empleados, presencia local en 46 países y operaciones comerciales en más de 140 países.

Fuente:  https://www.indracompany.com/