¿Compartiría su ubicación con el banco a cambio de una oferta?
25/04/2019
Casi la mitad de los españoles estaría dispuesto a proporcionar a su entidad información personal, como su localización o sus ingresos, a cambio de servicios más personalizados.

Los clientes de banca en España están dispuestos a compartir su información personal con las entidades pero a cambio de ofertas y ventajas. Esta es la conclusión que se extrae del estudio Financial Services Consumer, elaborado por la consultora Accenture, en base a una encuesta a más de 47.000 consumidores en 28 países, 2.000 de ellos en España.

Según el informe, casi la mitad de los encuestados, un 46,5%, se muestra favorable a ceder datos, como su localización, ingresos o gastos, a bancos y aseguradoras si con ello se puede beneficiar de precios más bajos u ofertas personalizadas. Así, un 80% de los consumidores en España estaría dispuesto a ceder sus datos más sensibles a las entidades si a cambio obtiene préstamos más rápidos o recibe descuentos personalizados en base a su localización para comprar en comercios o restaurantes.

Además, el 47% querría que su banco les ofreciera actualizaciones de cuánto dinero tendrá en su cuenta en base a su gasto, y otro 52% que le diera consejos para ahorrar teniendo en cuenta sus hábitos de consumo.

Seguros

El sector asegurador no es ajeno a esta tendencia. De hecho, más de la mitad de los encuestados estaría interesado en recibir primas de seguros de automóvil personalizadas basados en su forma de conducir, y el 46% vería con buenos ojos compartir información sobre sus hábitos diarios a cambio de una rebaja en el precio de los seguros de vida.

"La personalización tiene que ser un factor diferencial en banca y seguros. Los consumidores no quieren que les lancen ofertas genéricas si cuentan con información sobre sus hábitos y sus saldos", señala Fernando Rufilanchas, socio responsable de Servicios Financieros de Accenture en España, Portugal e Israel.

A su juicio, el sector financiero tiene ante sí un reto mayúsculo a la hora de gestionar los datos de sus clientes y no puede permitirse errores como los que han cometido en los últimos meses grandes grupos tecnológicos. "Las firmas financieras tienen la gran responsabilidad de mantener su papel como protectores de la privacidad de los datos", asegura. Yadvierte: "Los bancos y aseguradoras que no aprovechen esta oportunidad para construir confianza y mejorar la experiencia del consumidor se arriesgan a perderse en reclamaciones de indemnizaciones".

La concienciación entre los usuarios respecto a la seguridad e integridad de su información es cada vez mayor, como pone de relieve el estudio de Accenture. El 71% de los encuestados afirma ser muy prudente con la privacidad de sus datos personales. De hecho, entre las razones principales por las que aseguran se decidirían a cambiar de banco están los fallos de seguridad o las filtraciones de datos, sólo por detrás de las comisiones.

'Open banking'

La inclinación a la hora de compartir información personal, sin embargo, no es igual en todos los países. En China, una sociedad acostumbrada al intervencionismo del Gobierno en todo lo relacionado con Internet, el 67% de los consumidores están dispuestos a renunciar a parte de su privacidad a cambio de servicios más personalizados.

Un porcentaje que cae hasta el 50% en Estados Unidos y que es todavía más bajo en Europa, donde la Regulación General de Protección de Datos entró en vigor en mayo del año pasado. En países de nuestro entorno como Alemania o Reino Unido, los usuarios abiertos a compartir sus datos apenas alcanzan el 40%.

"En Europa, donde la regulación del open banking obliga a la banca a compartir información con terceros, los consumidores son mucho más reacios a compartir sus datos", afirma Rufilanchas. "Pero aún estamos en la primera fase de la creciente revolución del open banking en el continente y esperamos que la actitud de los consumidores evolucione a la vez que la banca lo hace y ofrece servicios más relevantes", añade.

Fuente: http://www.expansion.com