Ecosat desarrollará dos prototipos satelitales para suministrar servicios sostenibles en teleco y defensa
08/11/2019
El proyecto de la filial de Altran contará con el apoyo de la Junta de Castilla y León, que aporta 12,2 millones de euros.

La próxima iniciativa espacial de Ecosat Airships busca aunar la cobertura a distintas necesidades de telecomunicaciones con la protección del medio ambiente. La compañía propiedad de la firma de ingeniería y servicios de I+D Altran se encuentra inmersa en el desarrollo de dos prototipos de Plataforma de Alta Altitud —HAPS en sus siglas en inglés—, en el que se acaba de conocer que participará la Junta de Castilla y León con la inversión de 12.278.624 euros. 

Estos prototipos son, en esencia, aeronaves estratosféricas no tripuladas que están por completo operadas mediante energía solar. Desde Ecosat las caracterizan como "una solución híbrida entre un satélite artificial y una plataforma aeroespacial". La iniciativa ha sido calificada por el Gobierno de Castilla y León como de especial interés. 

Su desarrollo tiene dos fases. En la primera se generará un prototipo de 30 metros de longitud o modelo de ingeniería, gracias al que se podrá comprobar el rendimiento físico de la aeronave en términos de aerodinámica, estabilidad y control. La segunda parte del proyecto implica la creación de un prototipo funcional de 80 metros de longitud, capacitado para realizar un vuelo a 20 kilómetros de altitud y realizar los primeros vuelos durante entre dos y tres meses, para "demostrar el rendimiento funcional de la aeronave". 

El objetivo de la iniciativa, que generará 30 empleos directos en el primer año y 68 en el segundo, es proveer de servicios de telecomunicaciones, defensa y seguridad y observación de la Tierra con cero emisiones contaminantes. Las aeronaves se mantendrán en una posición geoestática a 20 kilómetros de la superficie terrestre.

Esta financiación es el último de una serie de respaldos al proyecto por parte de la región. La Universidad de León colabora desde 2017 como asesor científico, un apoyo bajo el que se han realizado ensayos funcionales y de túnel de viento y pruebas en vuelo en el aeródromo de Pajares de los Oteros. También está implicado el Centro Computacional de la Junta de Castilla y León o SCAYLE, con los cálculos aerodinámicos precisos para la iniciativa.

Fuente: https://www.ciospain.es/