Unisys transforma el puesto de trabajo gracias a la monitorización proactiva en tiempo real
08/11/2018
Reducción en el número de incidencias, mejora de la experiencia de usuario, aumento de la productividad o ahorro de costes son tan sólo algunas de las consecuencias del cambio de paradigma en la gestión del desktop.

“Hasta ahora, la monitorización se centraba en el servidor, pero esta estrategia oculta en realidad el grado de afectación al usuario”, afirma José Ramón Trave, director comercial de Unisys España. “Unisys lleva trabajando siete años en invertir esa tendencia para medir la calidad del servicio y cómo impacta directamente en el puesto de trabajo, tanto en el grado de satisfacción del profesional como en su productividad”.

Según apunta Unisys, la monitorización proactiva del puesto de trabajo en tiempo real conlleva un ahorro medio de unos 500€ por año y puesto de trabajo debido a la reducción de incidencias generales que afectan a la productividad de la organización y hasta un 40% de ahorro de costes al actuar de forma proactiva. Gracias a los servicios de Unisys, las empresas pueden conocer en todo momento lo que está ocurriendo e, incluso, predecir futuros conflictos en los dispositivos a través del análisis de los comportamientos de las incidencias y de los usuarios para poder después utilizar técnicas de remediación manual o automática.

Además, más allá de posibles conflictos, la gestión proactiva de los puestos de trabajo permite conocer en tiempo real el uso de aplicaciones o periféricos y adaptar las infraestructuras a las necesidades reales de cada usuario.

“Las organizaciones invierten mucho en mantener licencias de software o en periféricos (sobre todo impresoras locales o escáneres) para usuarios que ya no las utilizan”, apunta Trave. “Un correcto reparto de los recursos, gracias a las mediciones de uso de cada usuario, puede conllevar grandes ahorros a cualquier organización, pero para ello se necesita saber qué uso se da a cada activo tecnológico”.

Para la organización, además del ahorro de costes y del incremento de la satisfacción y del rendimiento del usuario sobre su puesto de trabajo, la implantación de este tipo de herramientas tiene ventajas adicionales, como la ayuda en los proyectos de transformación digital, el control del cumplimiento de normas corporativas, la gestión efectiva de activos o la remediación automática de incidencias, entre otros.

Fuente: http://www.computing.es