Radiografía del Ibex 35: Nueve de cada diez empresas publican información de la brecha salarial en sus cuentas
17/07/2019
El análisis de EY revela que los principales problemas para determinar la brecha salarial son: dificultad para obtener información, diversidad en conceptos retributivos y clasificación profesional, inexistencia de registro histórico y complejidad para homogeneizar datos y compararlos.

Madrid, 8 de julio de 2019.- El 87% de las compañías del Ibex 35 publicó en sus últimas cuentas de resultados información relativa a la brecha salarial, cumpliendo de esta manera con la nueva normativa, tal y como destaca EY en su análisis La brecha salarial de género en el Ibex 35. La entrada en vigor a finales de diciembre de la Ley de Información no Financiera y la aprobación en marzo del Real Decreto Ley 6/2019 de medidas urgentes para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres en el empleo y la ocupación han potenciado que las empresas aporten transparencia publicando los factores medioambientales y sociales (entre ellos, la brecha salarial).

El estudio La brecha salarial de género en el Ibex 35 de EY revela que la información sobre los sueldos que publicaron el 85% de las empresas del Ibex 35 se refería al cálculo de la media salarial, frente al 11% que optó por elegir justo el sueldo intermedio entre el más alto y el más bajo (la mediana). El 4% restante se decantó finalmente por ofrecer ambos datos. El 41% de las compañías del índice tuvo en cuenta solo la retribución fija en el cálculo de la brecha salarial, mientras que otro 41% incluyó la retribución fija y la variable anual. Por su parte, el 18% restante consideró también la retribución variable plurianual, además de la retribución fija y variable anual.

Olga Cecilia, Socia de People Advisory Services de EY, explica: “Las últimas novedades regulatorias sobre igualdad de género en el ámbito laboral suponen un paso más para poner en valor los criterios no financieros de las organizaciones, cada vez más valorados por los inversores institucionales, y concienciar a las organizaciones de la necesidad de corregir los posibles desajustes que existan en materia de brecha salarial. Queda, no obstante, mucho por hacer todavía para que los registros de datos sean homogéneos y permitan hacer comparaciones correctas”.

El análisis de EY concluye que cinco de cada 10 compañías del Ibex 35 que publicaron sus cuentas en marzo ofrecieron un dato de la brecha salarial de género, mientras que el resto presentó la información desagregada por categorías profesionales o por país. El 70% publicó, incluso, el dato a nivel de España.

Además, el 30% de las empresas del Ibex 35 dio el dato de la brecha salarial ajustada, siendo ésta aquella parte inexplicada de la misma en la que se incluyen otros factores aparte de los considerados objetivos -segregación, las diferencias en el rendimiento escolar y las diferencias de experiencia-.

Dificultades para calcular la brecha salarial

EY destaca que para determinar la brecha salarial y la brecha salarial ajustada se debe realizar un análisis cuantitativo y cualitativo de la situación de cada organización y preparar un plan de actuación y seguimiento que recoja las principales conclusiones del estudio realizado y recomendaciones para mejorar el dato.

El análisis elaborado recoge que los principales problemas que están encontrando las empresas para calcular la brecha salarial son:

Dificultad de obtener información

Falta de información retributiva, en particular de las horas extraordinarias

Diversidad en conceptos retributivos y clasificación profesional: falta de homogeneización entre sociedades y países

Deficiencia de información en criterios como la antigüedad en el puesto y la rentabilidad (performance) para afirmar si la brecha salarial es por género

Inexistencia de registro histórico que permita analizar la evolución retributiva

Dificultad para homogeneizar datos y hacer agrupaciones comparables

Falta de aplicación de un método homogéneo que permita comparar los resultados entre empresas de forma fiable

Fuente: https://www.ey.com