El Presidente de Oracle atraca en Valencia con un barco de 160 millones
Larry Ellison trae a Valencia el yate más grande del mundo con 138 metros

El yate más grande del mundo ya está en Valencia esperando el inicio de las prerregatas de la Copa del Mundo.

Recién llegado de Cannes, cuenta con una longitud sin parangón: 138 metros distribuidos a lo largo de sus cinco cubiertas. Su propietario es Larry Ellison, patrocinador del ‘BMW-Oracle’ y propietario de una de las mayores fortunas mundiales.

LAS PROVINCIAS. J. BATISTA/J. AGUADÉ/ VALENCIA

El magnate Larry Ellison trae a Valencia el yate más grande del mundo con 138 metros

El ‘Rising Sun’ descansa en la dársena del puerto tras navegar desde Cannes hasta aguas valencianas.

El magnate Larry Ellison trae a Valencia el yate más grande del mundo con 138 metros

El Sol Naciente ya ha llegado a Valencia, y no se trata de ningún producto japonés. Es el yate más grande del mundo. Fue bautizado en su nombre original como Rising Sun, y cuenta con 138 metros de longitud. El barco de Larry Ellison, novena fortuna más grande del mundo, atracó ayer en la dársena del Puerto, tras navegar desde Cannes, dispuesto a disfrutar del ambiente festivo de las prerregatas que se celebran entre los días 16 y 26 del presente mes.

Su propietario, el multimillonario Larry Ellison es uno de los fabricantes de software más boyantes de Estados Unidos: Oracle Corporation. La empresa pasó a la fama tras conseguir diseñar una base de datos para la CIA. Los beneficios para su propietario fueron impresionantes, hasta el punto de ser considerado uno de los hombres más ricos del planeta, pues su fortuna está cifrada en 18.400 millones de euros.

La prueba de ello está en Rising Sun , que además de ser el más grande, es también de los más caros. Su construcción costó cerca de 160 millones de euros, e inicialmente su longitud iba a ser más contenida, unos 120 metros. La razón del cambio en el diseño se debió a que Ellison se enteró de que el Octopus , yate perteneciente a Paul Allen, responsable de Microsoft, iba a superar los 120 metros, por lo que dio órdenes al ingeniero para que cambiara el proyecto y superara al magnate de Microsoft en su megalomanía.

Casualmente, el ingeniero encargado de los diseños de ambas embarcaciones fue el mismo, un astillero alemán que trabajó para los dos multimillonarios al mismo tiempo.

Sólo el diseño de la nave impresiona. Cuenta con cinco cubiertas para disfrute de Ellison y sus invitados, y en la popa tiene hasta una cancha de baloncesto.

No es la primera vez que el multimillonario americano visita Valencia. El año pasado ya se dejó caer por la ciudad para asistir y competir en los Actos II y III, pero en aquella ocasión lo hizo con una embarcación más contenida que permaneció anclada en el club Naútico. En esta ocasión, se ha instalado en la dársena por la imposibilidad de acomodarlo en el club por sus dimensiones. Allí es donde el magnate hará su vida en Valencia y donde recibirá a todos sus invitados que se pueden contar por decenas teniendo en cuenta las prestaciones del Rising Sun .

Ellison no eligió el nombre de su embarcación por capricho. El magnate es un enamorado de la cultura zen, lo que se ha plasmado en sus anteriores naves: Katana y Sayonara .

Su pasión por la vela le ha llevado a ser el patrocinador del desafío BMW-Oracle.