Estas serán las principales amenazas para 2019
27/12/2018
Los ataques a las cadenas de suministro, la carrera armamentista entre estados y nuevas piezas de 'malware' serán tendencia.

Este año ha estado, sin duda, protagonizado por la ciberseguridad. De amenazas importantes, como Meltdown y Spectre, que se encontraron en la mayoría de los procesadores del mercado. También se observó el auge del cryptojacking, que implica el proceso de utilizar de forma remota los equipos o tarjetas gráficas de terceros para minar criptomonedas. Un ataque que se puede hacer de manera muy sutil y que puede costar mucho detectarlo. Asimismo, hemos visto una gran cantidad de violaciones de datos durante todo el ejercicio, lo que se ha hecho más ‘caro’ con la llegada en mayo del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, de sus siglas inglesas). Ha habido casos tan mediáticos como el de Facebook y Cambridge Analytica en el que se explotaron datos de 87 millones de usuarios de la red social para influir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Pero, ¿qué sucederá en 2019? Un informe de Panda Labs pone de relieve que habrá un aumento en el ritmo de la carrera armamentista de la guerra cibernética. Si bien el malware convencional seguirá siendo una amenaza, se introducirán varios métodos más de infiltración de software.

Por otra parte, el ‘hacking en vivo’ se hará mucho más popular ya que los ataques que se originan de esta manera no requieren paquetes de software tradicionales que puedan ser detectados o destruidos. En lugar de eso, el atacante se infiltra activamente en el sistema para recuperar información. Es poco probable que esto afecte directamente a los consumidores, ya que se dirigirá a empresas o gobiernos inicialmente.

Los ataques a la cadena de suministro también serán comunes. Esta amenaza se basa en un servicio que se infecta con malware y luego se distribuye a una base de clientes usando un software legítimo como disfraz para que el malware infecte a una amplia base de usuarios bajo la apariencia de una nueva actualización o versión.

Además, y con respecto a las tecnologías, la inteligencia artificial será mucho más utilizada por los atacantes. El próximo será el año de esta tecnología tanto porque tendrá efectos positivos para la defensa como negativos desde el punto de vista del ataque.

Fuente: https://cso.computerworld.es