La OTAN quiere blindar su ciberespacio
05/09/2019
"Un ciberataque contra alguno de nuestros miembros desencadenaría una reacción de defensa colectiva", ha asegurado su secretario general, Jens Stoltenberg.

La seguridad de los datos de los ciudadanos se ha convertido en una premisa para los estados que, por otra parte, se han convertido en los principales patrocinadores de ciberamenazas. Éstos ya no necesitan mostrar armamentos físicos en desfiles militares para hacer gala de su poderío, basta con unas cuantas acciones en el llamado ‘quinto dominio’. Este nuevo escenario ha desbordado a gobernantes y legisladores, que aceleran para poder firmar pactos, leyes y guías al respecto. Tal es la importancia que el propio Félix Sanz Roldán, exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ya avisaba hace unas semanas cuando aún ostentaba el cargo: “Los países solo serán soberanos si protegen su información”.

El último político internacional en hablar al respecto ha sido Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, quien en un artículo en la revista Prospect, ha asegurado que un ciberataque contra alguno sus estados miembro desencadenaría una reacción de “defensa colectiva”, un mecanismo que no se activaba desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. “Hemos designado el ciberespacio un dominio en el cual la OTAN operará y se defenderá tan efectivamente como lo hace en aire, tierra y mar”, ha escrito.

No es la primera vez que Stoltenberg hace declaraciones en esta dirección. Es más, en el artículo cita varios ataques de relevancia, como el ransomware WannaCry, que afectó a multitud de empresas del conglomerado europeo y a instituciones como el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas inglesas) de Reino Unido.

Fuente: https://cso.computerworld.es