La Red de DTI de la Comunidad Valencia abre sus puertas a la colaboración con empresas tecnológicas
28/05/2019
La Red de Destinos Turísticos Inteligentes (DTI) de la Comunidad Valenciana ha dado un paso más en su estrategia de configuración y aplicación para ofrecer a las empresas tecnológicas la posibilidad de formar parte de la misma con la puesta en marcha de una prueba piloto de su tecnología en uno de los DTI.

La Red DTICV es una agrupación sin ánimo de lucro impulsada por Turisme Comunitat Valenciana a través del Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas (Invat·tur). Está formada por municipios y entidades supramunicipales, así como mancomunidades o diputaciones, que demuestran ser destinos turísticos y trabajan activamente en la transformación digital de su gestión turística.

El secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, remarcó el 13 de mayo “la apuesta de la Generalitat a través del Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas por implantar la Red de DTI de la Comunidad Valenciana, un proceso en el que estamos siendo pioneros y que traslada los últimos avances y la innovación al sector turístico”.

“El objetivo de convertir la Comunidad Valenciana en un territorio turístico inteligente, tal y como persigue la estrategia de Destinos Turísticos Inteligentes Comunidad Valenciana desde sus inicios, pasa por la continuidad de las acciones en materia de gobernanza turística, como se refleja con la introducción ahora de las empresas”, ha indicado.

Requisitos para adherirse

Para participar en la Red #DTICV, las empresas que dispongan de tecnología deben enviar a Invat·tur una solicitud de adhesión explicando cuál es su tecnología, su ámbito de aplicación y cuál es el destino donde desearían implantar el piloto.

El modelo de DTI de la Comunidad Valenciana contempla diferentes ámbitos, como la sostenibilidad, la conectividad y sensorización, la información y la innovación. Así, se prevén aplicaciones para la administración electrónica, la información turística, la accesibilidad o el desarrollo de nuevas experiencias, entre otras.

Además, cada empresa debe proponer también el destino en el que desearía aplicar su tecnología como prueba piloto e indicar el tiempo de implantación que necesitaría para llevar a cabo dicha prueba.

Fuente: https://www.interempresas.net