El software autónomo dirá adiós a los silos de información
16/04/2019
El software autónomo, con inteligencia artificial embebida, permite eliminar los silos de datos y ganar agilidad a las organizaciones.

Vivimos en un mundo donde casi todo lo que vemos, hacemos, oímos, sentimos y experimentamos, se captura en forma de datos y se convierte en inteligencia para los negocios. Datos de empresa, logs, documentos, sensores, internet, teléfonos inteligentes, redes sociales, millones de dispositivos conectados y un largo etcétera generan una gran oportunidad en la era digital. Sin embargo, muchas organizaciones aún no son capaces de extraer todo su valor y convertir esa información en una herramienta estratégica para los negocios. “Para conseguir este objetivo es imprescindible avanzar hacia el análisis de información en tiempo real”, afirma Jordi Simón, director de ventas de Big Data y Analytics de Oracle Ibérica,“que será un gran diferenciador y una ventaja competitiva clara en la era digital”.

La compañía presenta en el evento Oracle Big Data & Analytics Summit, que se celebra el 10 de abril en Madrid ante más de 200 asistentes, los métodos para avanzar hacia ese análisis de la información en tiempo real. El instrumento esencial es Oracle Autonomous Database Cloud. Esta base de datos autónoma está dotada de inteligencia artificial embebida –contando con capacidades de machine learning para su autoconfiguración, autoreparación y parcheado automático- y al mismo tiempo permite un tratamiento, análisis y explotación de los datos con plataformas cloud de última generación. Así, las empresas pueden gestionar y transformar datos de diferentes orígenes para su explotación aplicando técnicas de machine learning.

“Uno de los desafíos más grandes a los que tradicionalmente se han enfrentado las empresas es el de los silos de información”, explica Jordi Simón.“No solo hay barreras entre los datos que generan diferentes departamentos, sino que tradicionalmente ha existido una diferenciación entre los sistemas transaccionales y los informacionales”. En los primeros se registran transacciones como entrar un pedido, modificar las condiciones de pago de una factura o borrar una dirección de envío de un cliente que ha quedado obsoleta. En los segundos se generan listados de datos para su posterior análisis. “Con el software autónomo estamos rompiendo esta diferenciación y facilitamos una analítica de los datos en tiempo real, con lo que las organizaciones ganan agilidad”.

Fuente: http://www.computing.es/